Presidentes perpetuos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Ecuador propone una reforma política que suponga reelegir a todas las autoridades de forma indefinida. Este debate no se encuentra solo en el país dirigido por Rafael Correa, son otros países los que también lo tienen en sus agendas. El Gobierno de Ecuador propone una reforma política que suponga reelegir a todas las autoridades de forma indefinida. Este debate no se encuentra solo en el país dirigido por Rafael Correa, son otros países los que también lo tienen en sus agendas.

Como por ejemplo Colombia, donde se está estudiando también esta posibilidad, pero a diferencia del Ejecutivo ecuatoriano, todo apunta a que no estarían interesados en eternizar a los mandatarios colombianos.

Esto no deja de ser paradójico, puesto que Juan Manuel Santos acaba de beneficiarse de esta reelección y gobernará durante otros cuatro años más. Aunque su intención sería, como recuerda la prensa latinoamericana, recobrar el espíritu de la Constitución de Colombia, vigente desde 1991.

En la Carta Magna de hace 23 años, la reelección de alcaldes y gobernadores estaba prohibida tras haber sido cambiado este detalle de la Constitución previa, vigente desde 1861, en la que se permitía la reelección presidencial aunque pasando un período.

El caso de Colombia es curioso, porque en 2004 el por entonces presidente Álvaro Uribe impulsó una reforma a la Constitución para garantizarse, por una sola vez, un nuevo período presidencial. Luego quiso abrir un tercer período, pero la Corte Constitucional lo frenó.

Santos, por su parte insiste en un retorno al 91 pero con cambias, véase que el mandato presidencial pasara de cuatro a cinco o seis años. Esta propuesta, según los anslistas colombianos Mónica Pachón y Camilo Cruz, permitiría “transparentar, independizar y eliminar la concentración de poderes”.

Para ambos en el segundo mandato de Uribe se dieron “problemas fuertes” en las instituciones de Gobierno. En ese momento, el mandatario fue quien se encargó de nombrar al Procurador, jueces constitucionales, miembros de la Corte Suprema, Fiscal General, teniendo una mayoría en el Parlamento. Aquello (según ellos) minó la independencia de los poderes.

Mientras que en Ecuador, el presidente Correa apuesta al 100% por la reforma, en contra del ‘caudillismo’ y así lo comentó en la propuesto que envió en septiembre de 2013 al Congreso.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA