Polémica reforma laboral

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía petrolera estatal brasileña, Petrobras, no atraviesa buenos momentos económicos y ha anunciado que esta cerca de finalizar un acuerdo para vender la mayoría de sus activos en el Golfo de México. Los problemas se podrían haber agravado debido a la suspensión de las actividades en el país de su socia Chevron y de Transocean, a la que tiene alquiladas varias plataformas de perforación, si no fuera porque Petrobras ha conseguido que la justicia brasileña levantara la orden de cese tras presentar un recurso. La compañía petrolera estatal brasileña, Petrobras, no atraviesa buenos momentos económicos y ha anunciado que esta cerca de finalizar un acuerdo para vender la mayoría de sus activos en el Golfo de México. Los problemas se podrían haber agravado debido a la suspensión de las actividades en el país de su socia Chevron y de Transocean, a la que tiene alquiladas varias plataformas de perforación, si no fuera porque Petrobras ha conseguido que la justicia brasileña levantara la orden de cese tras presentar un recurso.

La presidenta de Petrobras, Graça Foster, confirmó a los periodistas, tras una conferencia sobre el futuro económico de Brasil, que “estamos cerca de un acuerdo. Hemos avanzado mucho”.

Foster ya había avanzado esta semana al diario Financial Times que la venta de los activos del Golfo de México formaba parte de un plan de desinversión de 14.500 millones de dólares para reducir gastos. Aunque en dichas declaraciones no dio ningún tipo de apunte sobre los posibles compradores.

Petrobras no consigue alcanzar sus metas de producción de petróleo, y su producción doméstica cayó a 1,92 millones de barriles por día en agosto, su menor nivel en lo que va de año.

Peor al menos la compañía estatal Petrobras ha recibido una buena noticia esta semana después de salir al rescate de su socia estadounidense Chevron y la de la empresa de plataformas de perforación Transocean. Tras presentar un recurso a la justicia, la petrolera brasileña ha conseguido levantar la orden judicial que ordenaba el cese de operaciones de estas compañías en el país latinomericano.

Un tribunal brasileño decidió revocar la medida que suspendía la perforación de Transocean y Chevron en el país, que fue dictada tras el vertido de unos 3.700 barriles de crudo en el mar de Brasil debido a un error en los cálculos de perforación de Chevron que provocaron grietas en el suelo marino.

La empresa estatal brasileña alquila actualmente ocho plataformas de perforación a Transocean, siete de ellas frente a la costa brasileña, por lo que alegó ante la justicia que la decisión de cese provisional frenaría su producción y sus actividades exploratorias.

Tras la presentación de este recurso, el magistrado Felix Fischer, del Superior Tribunal de Justicia, ha suspendido la sentencia anterior. El juez ha argumentado que la salida de las dos empresas del país causaría perjuicios graves a la economía.

En su fallo, Fischer dejó en manos de Agencia Nacional de Petróleo la decisión de permitir a Chevron volver a operar el Campo de Frade, donde la petrolera producía 70.000 barrilles por día antes del accidente.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA