Polémica reforma laboral

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Senado mexicano ha determinado este viernes el calendario para el análisis de la controvertida reforma laboral, que fue enviada por la Cámara de Diputados tras su aprobación en el Congreso con los apoyos del PRI y del PAN. El texto, presentado por Felipe Calderón y que quiere sacar adelante Peña Nieto, ha despertado el malestar entra la oposición y buena parte de los ciudadanos. El Senado mexicano ha determinado este viernes el calendario para el análisis de la controvertida reforma laboral, que fue enviada por la Cámara de Diputados tras su aprobación en el Congreso con los apoyos del PRI y del PAN. El texto, presentado por Felipe Calderón y que quiere sacar adelante Peña Nieto, ha despertado el malestar entra la oposición y buena parte de los ciudadanos.

El Senado tiene 30 días para tomar un acuerdo sobre el documento, un período que comenzó a contar el pasado martes, cuando la sede legislativa recibió la reforma laboral procedente de la Cámara Baja.

Precisamente ese día, opositores a estas medidas se manifestaban en el exterior de la sede legislativa y bloqueaban los accesos al considerar que estas modificaciones de la Ley Federal del Trabajo atentan contra los derechos de los trabajadores.

La protesta, que según cifras de la policía capitalina congregó a 2.800 personas, cercó el edificio del Senado para impedir la entrada de los legisladores, lo que provocó un retraso en el inicio de la reunión.

Los manifestantes, entre los que se encontraban ciudadanos, estudiantes y miembros del movimiento #YoSoy132 aseguraron que la reforma laboral no respeta los derechos de los trabajadores al autorizar la subcontratación y flexibilizar el despido de empleados y los contratos temporales.

“Rechazo total a la reforma laboral. No crea empleos, los abarata”, se podía leer en una de las pancartas de los manifestantes, que critican además que el nuevo documento establece nuevas medidas de contratación y limita el salario que el empresario debe pagar a un empleado tras un litigio.

El dictamen de reformas a la Ley Federal del Trabajo se aprobó este sábado en el pleno de la Cámara de Diputados con 346 votos a favor y fue enviado al Senado de la República de México.

El texto fue inicialmente presentado por el presidente Felipe Calderón y cuenta con el apoyo del presidente electo Enrique Peña Nieto, que quiere sacar las modificaciones adelante.

Ambos se felicitaron a comienzos de semana por la aprobación de la reforma laboral en la Cámara de los Diputados, que entre sus cambios destaca la regulación de la externalización del trabajo.

’Los dos presidentes’ utilizaron sus cuentas de Twitter para señalar lo entusiasmados que están con esta iniciativa, mientras Felipe Calderón señaló que esta aprobación aumentará en empleo de los jóvenes y las mujeres, Peña Nieto aseguró que creará “nuevos empleos y crecimiento económico.”

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA