Obama impulsa a Peña Nieto

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, ha conseguido superar la crisis del Pacto por México, su primer traspié político desde que está en el Gobierno y que estuvo a punto de acabar con su principal ambición. El líder priísta ha ganado impulso gracias al apoyo del mismísimo presidente de EEUU, Barack Obama, quien está dispuesto a potenciar la integración económica de las dos potencias. El mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, ha conseguido superar la crisis del Pacto por México, su primer traspié político desde que está en el Gobierno y que estuvo a punto de acabar con su principal ambición. El líder priísta ha ganado impulso gracias al apoyo del mismísimo presidente de EEUU, Barack Obama, quien está dispuesto a potenciar la integración económica de las dos potencias.

Durante la vista de Obama a México, los mandatarios anunciaron la creación de un grupo de diálogo binacional a alto nivel para convertir la región norteamericana, con la alianza de ambos países, en la más competitiva del mundo. Con ello, EEUU quiere dejar claro que México es su principal socio económico en su estrategia de apertura al mercado del Pacífico.

Se trata del primer viaje que el presidente estadounidense realiza a ese país desde que Peña Nieto lidera el Gobierno y Obama ha aprovechado el encuentro para mostrar el respaldo de su Administración al líder priísta. Así, quiso destacar la “audacia” de las reformas que está llevando a cabo su homólogo mexicano.

De esta manera, el presidente estadounidense no sólo le ha dado un espaldarazo a un Peña Nieto en horas bajas con su presencia, si no con su firme propuesta a reforzar las relaciones con la administración del mandatario mexicano para crear una alianza de influencia mundial.

En una comparecencia conjunta ante los medios, Peña Nieto ha insistido en que la nueva relación de México y EEUU girará entorno a la “complementariedad económica”, para lo que se tomará como punto de partida el Tratado de Libre Comercio de América del Norte suscrito por ambas naciones hace casi dos décadas.

Así, el mandatario mexicano ha querido dejar claro durante en la rueda de prensa celebrada en el Palacio Nacional que, a pesar de que el tema de la seguridad continúa siendo un puntos muy importante, la alianza no se centrará únicamente en este aspecto, como ha sucedido prácticamente en los últimos años.

Por su parte, Obama ha destacado que actualmente el comercio anual entre México y EEUU supera ya los 500.000 millones de dólares (más de 380.000 millones de euros). En este sentido, ha considerado necesario avanzar en la integración económica de las dos naciones para “competir juntos en el mercado mundial”, como recoge el diario El País.

Otro de los puntos importantes que han tratado los mandatarios durante su cita es la reforma migratoria impulsada por Obama y que supondrá la regularización de 11 millones de emigrantes indocumentados, el 60% de ellos mexicanos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA