Mineros en pie de guerra

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los enfrentamientos entre disitntos grupos de mineros en Bolivia se están convirtiendo en un problema para el país. Cuando parece que el fin del conflicto entre mineros asalariados y cooperativistas por la explotación de la veta Rosario, la de mayor riqueza de la mina Colquiri, se reabre la batalla en Mallku Khota. El enfrentamiento entre campesinos de la zona y ex mineros ha vuelto a la palestra y ya ha dejado dos heridos de bala confirmados y dos “posibles muertos”. El enfrentamiento entre campesinos de la zona de Mallku Khota y ex mineros por la mina ha vuelto a la palestra y ya ha dejado dos heridos de bala confirmados y dos “posibles muertos”. Los enfrentamientos entre disitntos grupos de mineros en Bolivia se están convirtiendo en un problema para el país. Cuando parece que el fin del conflicto entre mineros asalariados y cooperativistas por la explotación de la veta Rosario, la de mayor riqueza de la mina Colquiri, se reabre la batalla en Mallku Khota. El enfrentamiento entre campesinos de la zona y ex mineros ha vuelto a la palestra y ya ha dejado dos heridos de bala confirmados y dos “posibles muertos”.

Así lo señaló ayer el fiscal que investiga el caso, Manuel Córdova, quien aseguró que ha recibido información de que han dos fallecidos, aunque sus cuerpos no se han rescatados debido a que los enfrentamientos continúan. Además también consideró que es posible que a los dos heridos se una también una mujer afectada por una bala.

El enfrentamiento comenzó el miércoles, según el comunario de de Charca Mik’ani, de la provincia potosina Alonso de Ibáñez, Alain Rojas, se trató de “un ataque por parte de un grupo de 200 personas, entre comunarios del lugar y exmineros, armados con fusiles FAL y máuser, ametralladoras y dinamita”.

Señaló también que ellos se defendieron como pudieron y que el grupo estaba dirigido por el extrabajador de la Empresa Minera Huanuni, Reynaldo Bernal.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jorge Pérez ha asegurado que hay dos versiones de cómo se produjeron los hechos: “para unos los avasalladores han atacado a los comunarios, mientras que para los otros fueron éstos, quien apoyaban a la firma canadiense que antes explotaba la zona y saltaron”.

En su intervención consideró también que quince personas portaban ametralladoras y que los comunarios piden que se contrate a 1.000 trabajadores para la fase de prospección y exploración del yacimiento, pero la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) sólo puede contratar a 70.

Precisamente Comibol ha anunciado ayer que se iniciarán acciones legales contra las personas que impidan seguir explorando la mina de la zona.

El médico de la clínica donde se encuentran los heridos ingresados ha querido también dar su versión y ha señalado que uno de los heridos de bala del enfrentamiento se encuentra grave, el herido tiene “una herida de bala que ingresó por la región lumbar y que salió por el abdomen”, ha asegurado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA