Los nuevos consumidores de Cristina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las compras en Argentina cada vez son menos abundantes, se hacen con más asiduidad y en establecimientos cerca de casa. Esto se debe, según se dice, a la necesidad de ahorrar y enfrentarse a la inflación galopante consustanciales a la política económica de Cristina F. de Kirchner. Las compras en Argentina cada vez son menos abundantes, se hacen con más asiduidad y en establecimientos cerca de casa. Esto se debe, según se dice, a la necesidad de ahorrar y enfrentarse a la inflación galopante consustanciales a la política económica de Cristina F. de Kirchner.

De esta manera, “la compra del mes” ha pasado a mejor vida y así los consumidores argentinos están cambiando de hábitos, ahora salen a buscar únicamente los productos que les hacen falta en la despensa y en el frigorífico.

Así lo ha asegurado la consultora especializada CCR, que ha analizado los comportamientos de los consumidores del país. De este modo, en ninguno de los segmentos sociales estudiados se dan las grandes compras de principios de mes. De ello se deduce una actitud algo más cauta a la hora de gestionar los ingresos, que provienen de un poder adquisitivo menor.

De hecho, el año pasado el 56% percibía que sus ingresos habían bajado en relación a 2010 y en 2012 esta cifra ya ha alcanzado el 66%. Por eso, desde CCR plantean que se instaló en este último período “la lógica del consumo del rebusque” en la idea de conseguir el mejor precio final.

Ricardo Bastianón, director de negocios y del área cualitativa de la consultora ha vuelto a subrayar esta prudencia generalizada y ha querido destacar también que los consumidores ahora “eligen entre una menos variedad de marcas y postergan la compra de lo que no es urgente”.

Además a la hora de elegir un lugar en el que hacer las compras, los argentinos en estos momentos se decantan por los establecimientos cercanos al domicilio. Así lo ha considerado otro informe llevado a cabo por la firma INN, que sostiene que los comercios de barrio y los autoservicios chinos ganan protagonismo frente a las grandes superficies.

Según el estudio, esto ha sido lo que ha hecho que los supermercados en formato “mini” se hayan popularizado, de ahí la mayor cantidad de sucursales de Carrefour Express y Changomás (de la cadena Walmart).

La gerente de marketing de Carrefour Argentina, Silvia Blanco ha destacado la proliferación de estos locales porque la gente ahora busca la eficiencia en las compras: “la gente empezó a valorar más su tiempo y no quería perder gran parte de su día en el supermercado. Y para nosotros es una forma de acercarnos al barrio y a las distintas clases sociales”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA