Los estudiantes españoles ganan la batalla

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La movilización de profesores, padres y estudiantes españoles ha dado sus frutos. La histórica huelga general que ayer secundó la comunidad educativa contra la LOMCE ha obligado al titular de Educación, José Ignacio Wert, a dar marcha atrás. La movilización de profesores, padres y estudiantes españoles ha dado sus frutos. La histórica huelga general que ayer secundó la comunidad educativa contra la LOMCE ha obligado al titular de Educación, José Ignacio Wert, a dar marcha atrás. El ministro, que tenía previsto llevar hoy al Consejo de Ministros la norma, ha acabado por aplazar su aprobación, por lo que la reforma no estará lista para el próximo curso, sino para el 2014/2015, precisamente el último año de la actual legislatura.

La Marea Verde ha ganado la batalla a Wert. No obstante, el colectivo es consciente de que a pesar de que ha logrado volver a frenar la aprobación de la reforma la ‘guerra’ contra la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) aún sigue adelante, por lo que han avisado de que no cesarán en sus movilizaciones hasta que el titular de Educación retire definitivamente una ley que califican de “lesiva y segregadora”.

El Gobierno pospuso sus planes pocas horas después de conocer el elevado seguimiento que según los sindicatos había tenido la huelga: un 72% del profesorado, que el Ministerio rebajó al 20%, y un 90% del alumnado. Sin embargo, el Ejecutivo central desvinculó su decisión de estos datos y aseguró que la norma no pasaría hoy por el Consejo de Ministros porque aún quedan por perfilar algunos aspectos de la memoria económica que acompaña la ley.

De esta forma, el trámite parlamentario se atrasa aún más, ya que el continuo aplazamiento de la aprobación de la LOMCE hace imposible que esté lista para el curso que viene. El Gobierno espera haberla aprobado definitivamente “en otoño” para cumplir el plazo de diez meses para la adaptación curricular, por lo que la norma no entraría en vigor hasta el 2014/2015, coincidiendo así con el último año de legislatura del actual Ejecutivo.

Una ‘victoria’ que ya adelantó EL BOLETÍN al recoger las palabras del secretario general del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado, quien aseguró que la aprobación de la LOMCE se había ralentizado “gracias a las protestas estudiantiles de octubre y febrero, cuando miles de alumnos salieron a la calle contra los recortes de Wert”. Este retraso fue muy bien recibido por el colectivo, que sabe que sólo había ganado algo más de tiempo.

“Esperamos que finalmente no se apruebe o que pase como con la LOCE, que el PSOE retiró ante la oposición de la comunidad educativa”, indicó Delgado. La Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) fue promulgada en diciembre de 2002 por el segundo gobierno de José María Aznar, aunque no llegó a aplicarse.

Tras la llegada a la presidencia del socialista José Luis Rodríguez Zapatero se paralizó el calendario de aplicación de la nueva ley por medio de un Real Decreto, aprobado por el Consejo de Ministros en mayo de 2004. La Ley fue derogada dos años después, dando continuidad al sistema anterior promulgado por el PSOE.

Si finalmente la norma se aprueba bajo los plazos estimados por el Gobierno y en 2015 hay cambios en La Moncloa, es más que probable que la reforma educativa de Wert acabe derogada y que tan solo se aplique durante uno o dos cursos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA