Ley para las tecnológicas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cámara de los diputados de México ha aprobado, en lo general, la Ley de Telecomunicaciones. En concreto, la medida ha sido avalada por 409 votos a favor, 32 en contra y dos abstenciones. La cámara de los diputados de México ha aprobado, en lo general, la Ley de Telecomunicaciones. En concreto, la medida ha sido avalada por 409 votos a favor, 32 en contra y dos abstenciones.

Los legisladores han señalado que con esta nueva reforma se modernizará México en materia de telecomunicaciones. Al aprobarla, los diputados también dieron su apoyo a los 18 cambios a la ley de los senadores.

Este documento reforma los artículos 6, 7, 27, 28, 73, 78 y 94 de la Constitución Política y altera un poco la iniciativa enviada por el Ejecutivo Federal en el marco del Pacto por México. La suscribieron el PRI, el PAN, el PRD y el PVEM.

Además, de modo particular se avaló también la reserva que presentó el coordinador del Pan, Luis Alberto Villareal Garcí, al Artículo 28, Fracción 7 sobre amparo que había sido aprobado en lo particular con 393 votos a favor, 46 en contra y 3 abstenciones.

Según Julio César Moreno Rivera, del PRD, esta propuesta siente las bases para que “México se encuentre a la vanguardia en el campo de telecomunicaciones, dentro del contesto de un mundo globalizado”.

Tal y como ha comentado, el trabajo legislativo que hasta el momento se ha llevado a cabo en las dos cámaras ha tenido como fin lograr una profunda transformación en esta materia para conseguir beneficiar a todos.

Dentro de la ley se lee también que se han incluido a los indígenas, que se incorporan como contrapesos a los órganos del Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Comisión Federal de Competencia Económica.

Otro asunto a tener en cuenta es que, por falta grave, se establece que los órganos puedan ser removidos de su cargo y comenta que cada órgano tendrá que contar con una Controlaría Interna.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA