Las inversiones de Martinelli

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha decidido fijar este punto de su mandato en la realización de obras públicas, con el Canal de Panamá siempre a la cabeza de todas las miradas de los inversores. El mandatario ha anunciado la construcción de una ciudad que acogerá las instituciones gubernamentales del país, y que tendrá una inversión de unos 600 millones de dólares. Además, el Gobierno panameño invertirá en la construcción de un metro en la capital que costará unos 1.000 millones de dólares. En este proyecto la Corporación Andina de Fomento (CAF) aportará 300 millones de dólares. El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha decidido fijar este punto de su mandato en la realización de obras públicas, con el Canal de Panamá siempre a la cabeza de todas las miradas de los inversores.

El mandatario ha anunciado la construcción de una ciudad que acogerá las instituciones gubernamentales del país, y que tendrá una inversión de unos 600 millones de dólares. Además, el Gobierno panameño invertirá en la construcción de un metro en la capital que costará unos 1.000 millones de dólares. En este proyecto la Corporación Andina de Fomento (CAF) aportará 300 millones de dólares.

Pero esto no es todo porque Martinelli, ha viajado esta semana a la ciudad estadounidense de Houston, donde se firmará un acuerdo de cooperación entre el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas y la Universidad de Panamá.

Uno de los principales objetivos de este acuerdo es que el Hospital Regional de Veraguas, 300 kilómetros al suroeste de la capital panameña, sirva como una base de intercambio de estudiantes, residentes, profesores e investigadores de la Universidad de Texas.

El viceministro panameño de Economía de Panamá, Omar Castillo ha anunciado que para una parte de la financiación del metro, el país tiene las puertas abiertas con la CAF, que está interesada en aportar aproximadamente 300 millones de dólares como aporte para la construcción.

Castillo ha indicado que su ministerio ha dado su aval para un convenio con la CAF, con el fin de que el país tenga acceso a una financiación de hasta 1.000 millones de dólares para proyectos de inversión.

El metro, que también cuenta con el respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue una de las principales promesas electorales del actual presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quien asumió el cargo el pasado 1 de julio.

Tras la toma de posesión del nuevo gobierno la idea de construir una ciudad para las instituciones gubernamentales de Panamá cobró fuerza, pues el estado desembolsa cada año unos 50 millones de dólares por concepto de alquileres de oficinas.

Una firma de arquitectos trabaja ya en el anteproyecto conceptual, donde se incluye el diseño, levantamiento topográfico, estudios hidráulicos y de suelos, entre otros aspectos.

La zona escogida se localiza en el corregimiento de Curundú, donde ya existen inmuebles de entidades como el ministerio de Obras Publicas y el Sistema Estatal de Radio y Televisión (SERTV).

Según los especialistas, se prevé la construcción de al menos 15 edificios donde se ubicaran unos 20.000, además de capacidades para el estacionamiento de 10.000 vehículos.

El ministro de Economia y Finanzas de Panamá, Alberto Vallarino, estimó el costo total entre los 500 millones y 600 millones de dólares, sin mencionar aún los mecanismos de procedencia de los fondos.

Pero esto no es todo porque además, esta semana se conocía la noticia de que las multinacionales Philips Electronic, de electrónica; BMW AG, de autos, y Laboratorios Gezyme Corporation, establecerán sedes regionales en Panamá.

El gobierno del presidente Ricardo Martinelli comentó que la compañías decidieron operar en territorio panameño teniendo en cuenta las ventajas que ofrece un régimen especial para la instalación de sedes de multinacionales, con beneficios como incentivos fiscales.

El viceministro de Comercio Exterior de Panamá, José Domingo Arias, destacó que la llegada de las empresas tiene que ver también con el potencial que tiene el país por su posición geográfica, la interconexión y posibilidades en materia de logística y de comunicación, lo cual facilita la exportación de bienes y servicios.

El Ministerio de Comercio detalló que la alemana BMW de Latinoamérica, subsidiaria de BMW AG, ampliará sus operaciones regionales, absorbiendo parte de las funciones administrativas y operativas de sus filiales en Venezuela, Brasil y Argentina.

Además, la cervecera holandesa Heineken ha anunciado su intención de instalar en Panamá su oficina regional para América.

El gobierno de Panamá tiene en marcha una estrategia que busca captar una Inversión Extranjera Directa (IED) de unos 1,000 millones de dólares al año.

Y es que empresas de Estados Unidos, Singapur, Taiwán, Japón, Suecia, Noruega y otros países de Europa, están tocando las puertas en Panamá para ejecutar planes de inversiones, según datos del Ministerio de Comercio e Industrias.

Como parte de esa estrategia, el gobierno de Martinelli ofrece incentivos fiscales para la instalación de multinacionales en zonas como el Area Económica Especial Panamá Pacífico, al oeste de la capital panameña, donde operó antes una base militar estadounidense.

Pero todo no iban a ser buenas noticias. Parece que los intentos del presidente de Panamá para salir de la lista de paraísos fiscales, no van a dar muchos resultados. El mandatario ha creado uno en el centro del país que ha declarado zona libre procesadora de exportación. Es decir, un territorio casi sin impuestos. Allí albergará una Bolsa de Diamantes de la empresa Panamá Diamond Exchange (PDE).

El proyecto tendrá una inversión que supera los 300 millones de dólares y tiene el objetivo de comercializar esta piedra preciosa en toda América Latina y en EEUU.

El ministro de Comercio de Panamá, Roberto Henríquez, ha indicado que la Bolsa de Panamá va a exportar e importar diamantes en bruto y tallados, para luego distribuirlos a los diferentes mercados, en cuya comercialización participarán Italia, Israel, Bélgica y EEUU a través de Nueva York.

Henríquez ha asegurado que la construcción de la bolsa específica comenzará el próximo año 2010, por la empresa Panamá Diamond Exchange (PDE), nombre por el que se conoce a la delegación local de la Federación Mundial de Bolsas de Diamantes (WFDB, por su sigla en inglés) en este país, con una inversión que supera los 300 millones de dólares y se le dará la figura legal de zona libre procesadora de exportación (exenta al pago de impuestos).

Henríquez también anunció que Panamá va a suscribir el Proceso Kimberley, creado en el año 2000 por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para certificar el origen de los diamantes y evitar el comercio irregular.

La WFDB presentó en octubre de 2008 su primera delegación latinoamericana, con sede en Panamá, donde se podría generar un comercio de entre 5.000 y 10.000 millones de dólares al año. Esa federación, que cuenta con 29 bolsas en el mundo, contando la panameña, y 15.000 miembros, fue fundada en 1947 con el objetivo de unir a los comerciantes de diamantes enteros y pulidos y de otras piedras preciosas en un mercado común.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA