La polémica de la prótesis PIP llega a Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En Venezuela se realizan unas 40.000 mamoplastias de aumento de busto al año, por lo tanto, es normal que la polémica de las prótesis PIP, que supuestamente son perjudiciales para la salud, haya llegado al país liderado por Hugo Chávez. Todavía el ministerio de Salud no se ha pronunciado al respecto. En Venezuela se realizan unas 40.000 mamoplastias de aumento de busto al año, por lo tanto, es normal que la polémica de las prótesis PIP, que supuestamente son perjudiciales para la salud, haya llegado al país liderado por Hugo Chávez. Todavía el ministerio de Salud no se ha pronunciado al respecto.

Pero quien si lo ha hecho ha sido el gremio de cirujanos plásticos de Venezuela, que se ha abstenido de recomendar a las mujeres con implantes mamarios de la marca francesa PIP que se los retiren, porque no está probado que aumenten el riesgo de cáncer, pese a que Francia aconsejara su extracción preventiva.

«No podemos decir: Usted tiene un implante PIP, vaya y retírese el implante ahora mismo. Para nosotros es mejor que las mujeres se hagan los estudios previos antes de mandar al paciente a retirarse los implantes», arrimó a la agencia de noticias AFP la presidenta de Sociedad Venezolana de Cirujanos Plásticos (SVCP), Marisol Graterol.

Sin embargo, parece que si está sucediendo algo ya que el Ministerio para la Salud ha realizado una inspección sanitaria en clínicas estéticas del estado Vargas, tras varias denuncias por uso de biopolímeros en las mismas. Esto se debe a que el propio ministerio prohibió el uso de biopolímeros en cualquier tipo de operaciones estéticas, debido a que representan un grave riesgo para la salud.

Los biopolímeros son sustancias diseñadas para interactuar con sistemas biológicos con el fin de evaluar, tratar, aumentar o sustituir algún tejido, órgano o función del organismo humano, y pueden ser de origen vegetal o logrado de derivados del petróleo, entre otras fuentes.

La empresa PIP llegó a producir 100.000 prótesis mamarias al año, como cuarta mayor empresa mundial del ramo, y exportaba casi el 84% de su producción, pero a inicios de 2010 la firma entró en colapso ante reiteradas denuncias de rupturas de sus prótesis.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA