‘Fondos buitres’

Cristina Fernández, presidenta de Argentina
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner ha coincidido con el ministro de Economía, Axel Kiccillof y con el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y ha negado que el país se encuentre en suspensión de pagos. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner ha coincidido con el ministro de Economía, Axel Kiccillof y con el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y ha negado que el país se encuentre en suspensión de pagos.

Así lo ha señalado la viuda de Néstor Kirchner, que ha aprovechado una declaración retransmitida por la prensa para cargar contra todo y contra todos, incluso contra los bancos argentinos que intentaron hacer un pacto con los ‘fondos buitres’. “No son héroes” ha señalado y ha pedido a la gente que no se deje engañar por ellos.

Durante su intervención también ha querido quitarla dramatismo a la situación en la que se encuentra la economía de Argentina. “El ‘default’ selectivo no existe, el mundo sigue andando y Argentina también”, para ella el país es viable y ha apelado a la unidad de los 40 millones de argentinos.

Tras mandar este mensaje, que pretendía ser tranquilizador, la presidenta ha dejado claro que no acatará la sentencia que obliga al país a pagar a los ‘fondos buitres’ 1.500 millones de dólares, aunque los acreedores podrían ahora solicitar una aceleración del pago total de la deuda sin las rebajas que aceptaron en su día.

Esta suspensión de pagos selectiva, o “engendro”, como la ha tildado el ministro Kicillof, ha sido acogida en los mercados con pesimismo. La Bolsa de Buenos Aires ha caído casi un 8%, la prima de riesgo ha avanzado un 14% hasta los 622 puntos básicos y los bonos han visto retroceder su valor entre un 4,4% y un 7%.

Por otro lado, las agencias de calificación Standard & Poors y Fitch han dejado clara su opinión al respecto, mientras que la primera ha hablado directamente de suspensión de pagos, la segunda apuesta por una suspensión restringida de pagos. Y el Gobierno sigue negando la mayor.

Axel Kicillof ha sido el más prolífico en adjetivos en cuanto a lo que está ocurriendo, para el es una “pavada atómica” decir que el país ha entrado en default, el término inglés con el que se conoce en Argentina la suspensión de pagos. Capitanich no se ha quedado atrás y horas antes asegurada en una acalorada rueda de prensa que “decir que Argentina está en default técnico es una patraña absoluta”.

En cualquier caso, parece que todo el mundo tiene claro que Argentina se encuentra en suspensión de pagos selectiva menos la propia Argentina. Solo hay que leer el comunicado del mediador, Dnaiel Pollack, donde ha advertido que el ‘default’ técnico no es una mera condición técnica, sino un “hecho real y doloroso que hará daño a la gente real”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA