El dinero de los parientes ‘gringos’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las mejoras experimentadas por la economía estadounidense en los últimos meses han contribuido a volver a impulsar el envío de remesas de divisas a Latinoamérica que, en 2011, aumentó un 6%. El dinero de los inmigrantes del subcontinente que trabajan en el gran país del norte supone el 75% del volumen total. Hasta el punto que el recorte de los giros que llegan desde España, la segunda nación más importante, apenas si se ha apreciado en el resultado final. Las mejoras experimentadas por la economía estadounidense en los últimos meses han contribuido a volver a impulsar el envío de remesas de divisas a Latinoamérica que, en 2011 aumentó un 6%. El dinero de los inmigrantes del subcontinente que trabajan en el gran país del norte supone el 75% del volumen total. Hasta el punto que el recorte de los giros que llegan desde España, la segunda nación más importante, apenas si se ha apreciado en el resultado final.

Los datos los aporta un informe del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), del Banco Interamericano de Desarrollo. Durante el pasado año las remesas enviadas a toda Latinoamérica fueron de 61.000 millones de dólares (46.203 millones de euros) que en 2010 fueron de 57.600 millones de dólares (43.628 millones de euros).

México, continúa siendo el principal receptor de remesas de todo el subcontinente. En 2011 registró un incremento de 6.9 % hasta los 22.731 millones de dólares (17.217 millones de euros).

Por su parte, los emigrantes de Guatemala y El Salvador siguen generando gran parte de las remesas en Centroamérica, con 4.377 millones dólares (3.315 millones de euros) y 3.650 millones de dólares (2.764 millones de euros), respectivamente, según el ente financiero.

Este tipo de giros experimentaron una fuerte caída en 2009. En los posteriores años, se están recuperando, con incrementos como el 6% del pasado año. Para el Fomin, el crecimiento de 2012 será similar a 2011.

De todos modos, no todo ha sido ‘vino y rosas’ en el sector de los envíos de emigrantes. Brasil ha sido un país de la región que ha visto reducir sus remesas hasta los 2.000 millones de dólares (1.514 millones de euros) nominales.

Sin embargo el gigante latino ha visto aumentar un 51% las transferencias de ciudadanos que vuelven a casa. Los datos apuntan que ha sido incluso mayor que las remesas, con 2.100 millones de dólares (1.590 millones de euros).

Otro país de América Latina que ha visto reducir sus remesas ha sido Bolivia. La región ha reducido un 9,4% la recepción de dinero del extranjero. El principal motivo de este descenso es la crisis de España, que ha azotado especialmente al sector de la construcción. Los euros enviados desde la ‘piel de toro’ suponen el 47% del los ingresos del país por ese concepto.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA