El desafío de Cartes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El empresario Horacio Cartes ha asumido este jueves la presidencia de Paraguay después de vencer en los comicios celebrados el pasado mes de abril con un 46% de los votos. Tras la inestabilidad política que ha vivido la nación en el último año con la destitución de Fernando Lugo, Cartes se enfrenta al desafío de normalizar la situación política de Paraguay. El empresario Horacio Cartes ha asumido este jueves la presidencia de Paraguay después de vencer en los comicios celebrados el pasado mes de abril con un 46% de los votos. Tras la inestabilidad política que ha vivido la nación en el último año con la destitución de Fernando Lugo, Cartes se enfrenta al desafío de normalizar la situación política de Paraguay.

La salida de Lugo del Gobierno por un acuerdo de los legisladores del conservador Partido Colorado, la formación que lidera Cartes, y de los liberales, Paraguay fue suspendido como miembro de Mercosur y la Unasur, al considerar que ‘la jugada’ contra el presidente fue un golpe de estado.

De momento, Unasur ya levantó ayer su suspensión al país. Sin embargo, aún está en el aire lo que pueda ocurrir con Mercosur, pues durante la ausencia de Paraguay, el bloque aprobó la incorporación de Venezuela, algo que rechaza Cartes, quien no ha invitado al presidente venezolano, Nicolás Maduro a su investidura.

A estas tensas relaciones con el nuevo miembro de Mercosur, se une el ‘coqueteo’ de Paraguay con la Alianza del Pacífico. El Gobierno interino de Federico Franco, que sustituyó al Ejecutivo liderado por Lugo, se sumó como observador del organismo integrado por México, Chile, Colombia y Perú.

Aunque parece que el presidente paraguayo no está dispuesto a que sus problemas con Maduro acaben con su andadura en Mercosur, por lo que en su discurso de investidura no dudó en alabar a las presidentas de Brasil, Dilma Rousseff, y de Argentina, Cristina F. de Kirchner.

La ceremonia de ayer marcó de todas formas el fin del aislamiento regional al que se ha tenido que enfrentar Paraguay en el último año. Y los ciudadanos, con los éxitos empresariales como referencias, confían en que el nuevo presidente devuelva la estabilidad al país y lo coloque en una posición de referencia dentro de la región latinoamericana.

Cartes es uno de los empresarios más ricos de Paraguay. Sus negocios se centran en el sector financiero, tabacalero y ganadero, también fue presidente del club de fútbol Libertad, al que elevó a los primeros planos del balompié local y continental. Sin embargo, se cuestiona el origen de su fortuna, y se le acusa de lavado de dinero y de mantener vínculos con el narcotráfico. De hecho, fue investigado por EE UU por presunto fraude fiscal, según los cables de Wikileaks.

Por ello, en su discurso ha querido hacer referencia a la corrupción: “quien desee adueñarse de la cosa pública no contará con la complacencia del jefe de Estado”, declaró Cartes con el objetivo de despejar todas las dudas contra él.

Además, ha querido dejar claro cuál será otro de los retos a los que se enfrentará su equipo de Gobierno: la pobreza. “Reitero que nuestra obsesión es ganar cada batalla en la guerra que hoy declaramos a la pobreza”, ha asegurado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA