Dudas sobre el diálogo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La reunión entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la oposición, que tuvo lugar el pasado jueves aún sigue dando que hablar. Muchos son los medios latinoamericanos y de escala internacional que se hacen eco del encuentro maratoniano y señalan que es posible que no se consiga demasiado. La reunión entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la oposición, que tuvo lugar el pasado jueves aún sigue dando que hablar. Muchos son los medios latinoamericanos y de escala internacional que se hacen eco del encuentro maratoniano y señalan que es posible que no se consiga demasiado.

El encuentro entre el Gobierno de Venezuela y la opositora Mesa de la Unidad democrática (MUD) , a la que también pertenece Henrique Capriles, no termina de convencer. Ni siquiera por el carácter que han querido imprimirle con la representación del Vaticano en la persona del secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin.

Ante los ministros de Relaciones Exteriores de la Unidad de Naciones del Sur (Unasur), según el diario El Mundo, la reunión se ha celebrado en medio de un clima de crispación donde los líderes políticos han perdido gran parte de su credibilidad, menos el encarcelado Leopoldo López.

El Nuevo Herald, pese a compartir las críticas del rotativo español, ha asegurado que la sola presencia de los representantes de ambos bandos en un salón del palacio del Gobierno de Caracas es un hecho excepcional para el país dirigido por Nicolás Maduro.

Y es que en Venezuela, los partidos políticos siempre se encuentran en plena confrontación. Mientras los opositores culpan al Gobierno por la destrucción de la economía, las altas tasas de homicidios y la violencia, el propio Maduro tilda de “fascistas y apartidas” a quienes critican su Administración.

Además, el mandatario ha asegurado en más de una ocasión que sus adversarios políticos cuentan con el apoyo de EEUU en su lucha contra el poder oficial.

Minutos antes de empezar la reunión, que fue abierta y pudo ser vista por todos los venezolanos, el presidente ha comentado que lo primero que debe hacerse es mantener el respeto entre unos y otros.

Según él, como presidente, se encuentra abierto a hablar de todos los problemas, debatirlos todos. Así lo dijo frente a Henrique Capriles, Henri Falcón y Liborio Guarulla, de los estados Miranda, Lara y Amazonas, respectivamente.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA