Denfesa nacional

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha vuelto a sacar la cara por la quinua. Según el mandatario, el cereal “representa una oportunidad para luchar contra el hambre, es una alternativa digna frente a la comida basura”. El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha vuelto a sacar la cara por la quinua. Según el mandatario, el cereal “representa una oportunidad para luchar contra el hambre, es una alternativa digna frente a la comida basura”.

En el acto de lanzamiento oficial del Año Internacional de la Quinua en la sede de la ONU, en Nueva York, ha señalado que “la producción de la quinua representa una oportunidad inmejorable para satisfacer el hambre del mundo”.

También ha señalado, entre las bondades del cereal que “requiere poco agua y es resistente a las plagas y a otros cambios climáticos”. Según él, tiene un alto valor nutricional y tildó al grano de “regalo ancestral”.

Ha asegurado que el lanzamiento del año internacional del grano de oro es un reconocimiento para los pueblos de los Andes y a sus prácticas tradicionales en relación al cultivo de este cereal.

Aunque el mandatario no se quedó allí, sino que también ha señalado las vitaminas y aminoácidos que posee la quinua y que la convierten en una importante fuente de alimento.

Además, se hizo eco de estudios científicos llevados a cado por organismos internacionales que demuestran el valor nutritivo de la quinua para “mitigar el hambre ante el calentamiento global”.

El presidente ha aprovechado para echar la culpa al capitalismo a la escasez de agua y luchar contra el hambre que conllevaría esto, la quinua sería perfecta aliada.

El Jefe de Estado también ha recordado que en 2006 fue a la ONU a defender el consumo tradicional de la hoja de coca y “ahora tocaba a la quinua”, reconocimientos de los que se sienten “contentos” los pueblos indígenas de Bolivia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA