Brasil mantiene los tipos de interés

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central de Brasil ha decidido mantener los tipos de interés de referencia en el 7,25% por segunda vez consecutiva con el objetivo de intentar controlar la inflación del país y contener el valor de el real, uno de los propósitos de la presidenta Dilma Rousseff para reactivar la economía.

El Banco Central de Brasil ha decidido mantener los tipos de interés de referencia en el 7,25% por segunda vez consecutiva con el objetivo de intentar controlar la inflación del país y contener el valor de el real, uno de los propósitos de la presidenta Dilma Rousseff para reactivar la economía.

El organismo monetario brasileño fijo la tasa del 7,5% en el mes de octubre y ahora han decidido mantenerla de nuevo en el mismo nivel en una decisión unánime del Comité de Política Monetaria debido al alza de la inflación en el pasado año.

Con esta medida el Banco Central pretende también mantener el valor de la divisa del país para impulsar las exportaciones de bienes y servicios al exterior, uno de los pilares en los que Rousseff quiere sustentar la reactivación de la economía brasileña.

El país iberoamericano está creciendo actualmente a un ritmo menor al que lo había hecho en la última década y la presidenta pretende retomar el nivel de avance económico de los pasados años mejorando el sistema de transportes de la nación, así como las relaciones comerciales con otras potencias.

De momento, las medidas de estímulo impulsadas por la mandataria durante 2012 parece que no han surtido el efecto deseado y el PIB brasileño creció alrededor de un 1% el pasado año. Por ello ‘echa mano’ del Banco Central, pero parece que el constante aumento de los precios al consumidor podría limitar el margen de maniobra del organismo monetario.

El Banco Central rebajó los tipos de interés en varias ocasiones este año y desde noviembre ha decidido mantenerlas a medida que aumentaba la inflación, parece que así seguirá el asunto hasta que esta baje.

El objetivo que se ha fijado el organismo monetario para variar de nuevo las tasas es un nivel de inflación del 4,5%, que aún se ve muy lejano. En 2012 la inflación alcanzó el 5,84%, por encima del pronosticado 5,79%.  

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA