Apoyo a los empresarios

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los exportadores colombianos han recibido el apoyo del Ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, que esta semana ha anunciado que el Gobierno de Álvaro Uribe prepara medidas para frenar la fuerte revalorización del 20% que el peso acumula frente al dólar en lo que va de año. Por el momento, se han firmado una serie de decretos para reducir a cero, y hasta finales de año, el arancel aplicado a más de 1.700 materias primas no producidas en el país, con el propósito de que los empresarios aumenten las importaciones y generen demanda de dólares. Tampoco se descarta una nueva bajada en los tipos de interés en la reunión que el 23 de octubre mantendrá el Banco Central del país, en la que también se podría acordar la compra de dólares para acumular reservas internacionales. Los exportadores colombianos han recibido el apoyo del Ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, que ha anunciado un paquete de medidas para frenar la fuerte revalorización del 20% que el peso acumula frente al dólar en lo que va de año. Por el momento, se han firmado una serie de decretos para reducir a cero, y hasta finales de año, el arancel aplicado a más de 1.700 materias primas no producidas en el país, con el propósito de que los empresarios aumenten las importaciones y generen demanda de dólares. Tampoco se descarta una nueva bajada en los tipos de interés en la reunión que el 23 de octubre mantendrá el Banco Central del país, en la que también se podría acordar la compra de dólares para acumular reservas internacionales.

El Ministerio de Hacienda anunció que no realizará este año más ingreso de dólares que mantiene en cuentas en el exterior, incluyendo unos 500 millones de dólares que recibirá de la estatal petrolera Ecopetrol producto de dividendos de esa firma. Para sustituir esos recursos, el Gobierno saldrá a emitir títulos de deuda pública interna TES en el mercado local por el equivalente a 500 millones de dólares.

La revalorización del peso colombiano, la segunda divisa latinoamericana que más se ha revalorizado frente al billete verde por detrás del real, ha recibido el apoyo de los inversores por el aumento que el país ha registrado en inversión extranjera, las monetizaciones del Gobierno, y el ingreso de flujos producto de la emisión de bonos por parte de las empresas locales y el Estado en los mercados internacionales de deuda.

Con este paquete de medidas, el Gobierno de Uribe pretende responder a las numerosas quejas que en las últimas semanas han lanzado diferentes agrupaciones empresariales.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) manifestó que la fortaleza de la divisa local, junto con el deterioro del comercio con Venezuela y Ecuador, ha comenzado a afectar muy negativamente al sector industrial, cuya producción se habría contraído en un 7,9% entre enero y agosto frente al mismo periodo del año anterior, según una encuesta de la institución.

Uno de los sectores que más preocupación manifestó semanas atrás por esta situación es el de los cafeteros que, sin embargo, han logrado contrarrestar las pérdidas originadas por las menores exportaciones con el aumento de los precios del grano.

En 2009, el precio del café ha subido un 25% en el mercado de futuros, gracias a la debilidad del dólar y al aumento de la demanda.

La federación de café del país ya ha asegurado que la producción empezará a repuntar a partir del próximo mes, ya que porque 70.000 hectáreas adicionales de nuevos árboles comenzarán a entrar en producción y los agricultores gozan los beneficios de una mejora del tiempo.

Sólo en el mes de junio la producción de café cayó un 35% y las exportaciones un 34%. La Federación Nacional de Cafeteros ha restado importancia a las cifras, y se ha excusado en las lluvias, la baja fertilización y la renovación de los cultivos. Sin embargo, si la situación continuase así, podrían peligrar los más de un millón de empleos, entre directos e indirectos, que genera el café en el país.

Por este motivo se rumorea que el Ministerio de Agricultura del país prepara un paquete de medidas para reactivar la productividad del sector, que es una de las principales fuentes de ingresos del país. Colombia, tercer productor mundial de café después de Brasil y Vietnam, tiene entre sus principales clientes países como EEUU, Alemania, Japón, Holanda y Suecia.

La importancia del café en Colombia radica en su trascendencia económica, ya que representa la tercera fuentes de ingresos para las exportaciones, cerca del 7%, después del petróleo y el carbón. Además, representa el 22% del PIB agrícola del país.

El sector cafetero de Colombia es considerado estratégico, no sólo por el dinero que ingresa el país sino por el gran número de puestos de trabajo que genera. Se estima que entre empleos directos e indirectos el café da trabajo a más de un millón de personas, lo que representa el 8% del total del país, y que dentro de los empleos rurales equivale al 37%.

Las nuevas medidas anunciadas por Zuluaga no han tardado en marcar la tendencia en los mercados financieros colombianos. El peso y los precios de la deuda pública registraban descensos al cierre de esta edición, ante la perspectiva de una reducción en el ingreso de dólares y un aumento en el endeudamiento local.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA