Apetito por el riesgo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El apetito por los activos de riesgo que en los últimos meses han mostrado los inversores ha animado a los países y las grandes empresas latinoamericanas a lanzar nuevas emisiones de deuda. Colombia, Brasil y Venezuela son solo los últimos ejemplos de la opción de la región por la búsqueda de financiación en los mercados internacionales. Según cifras de ING, las emisiones han aumentado un 62% este año respecto a 2008, hasta los 148.600 millones de dólares, una cifra que está a punto de superar el récord histórico que se alcanzó el pasado 2007, con 173.400 millones de dólares. El apetito por los activos de riesgo que en los últimos meses han mostrado los inversores ha animado a los países y las grandes empresas latinoamericanas a lanzar nuevas emisiones de deuda. Colombia, Brasil y Venezuela son solo los últimos ejemplos de la opción de la región por la búsqueda de financiación en los mercados internacionales. Según cifras de ING, las emisiones han aumentado un 62% este año respecto a 2008, hasta los 148.600 millones de dólares, una cifra que está a punto de superar el récord histórico que se alcanzó el pasado 2007, con 173.400 millones de dólares.

El Tesoro Nacional de Brasil ha asegurado esta semana que podría reabrir su bono a 2019. Quieren aprovechan la amplia liquidez global resultante de las políticas de bajas tasas de interés adoptadas para combatir la crisis global.

Otro de los ejemplos más destacados es el de Colombia, que también esta semana ha lanzado una emisión de 1.000 millones de dólares en bonos con vencimiento en 2041 destinados al mercado internacional, en un nuevo esfuerzo del Gobierno de financiar su abultado déficit fiscal.

Bank of America Merrill Lynch y Goldman Sachs actuarán como colocadores. De momento, los inversores cuentan con el buen desempeño que otros papeles colombianos registran en el mercado internacional, que hoy se situaban a un precio del 120,39% con una rentabilidad asociada del 3,76%, la más atractiva de la región.

El bono, denominado en dólares, pagará a los inversores una prima de 200 puntos básicos sobre la deuda comparable del Tesoro de EEUU, según los expertos, aunque aún no se conocen las cifras exactas.

Se trata de la tercera salida de Colombia al mercado internacional de bonos este año. De acuerdo con el plan financiero del 2010, al país le hace falta emitir 1.500 millones de dólares en bonos externos, adicionales a los 1.000 millones que ya prefinanció desde abril con un papel a 10 años.

Hasta el momento, Colombia se ha beneficiado del apetito de los inversores por sus papeles, por el relativo buen comportamiento de sus fundamentales económicos en medio de la crisis global.

Venezuela tampoco ha querido quedarse atrás en esta euforia por los papeles latinoamericanos. El bolívar conseguía esta semana máximos de un año frente al dólar en el mercado paralelo de divisas de Venezuela, después de que Pdvsa haya anunciado que realizará una nueva emisión de deuda por valor de 3.000 millones de dólares en el mercado local. De confirmarse esta nueva venta, el Estado emitiría en sólo una semana papeles por valor de 8.000 millones de dólares, creando un exceso de oferta que ha superado la demanda de los inversores.

La moneda subió un 3,3% frente al dólar hasta alcanzar un tipo de cambio de 4,98 bolívares por cada billete verde, su cruce más alto desde mediados de octubre del pasado año. El vicepresidente de Exploración y Producción, Eulogio del Pino, ha explicado que la emisión consistirá en títulos “con un plazo de entre dos y tres años”.

Venezuela, que a principios de mes había emitido bonos por valor de 5.000 millones de dólares, pretende con esta nueva emisión en moneda estadounidense impulsar el bolívar en el mercado no oficial hasta alcanzar un cruce de 3,5 unidades por dólar, frente al tipo de cambio oficial establecido en 2,15 unidades.

El anuncio de la emisión también ha afectado al mercado de deuda local. El precio de los bonos bolivarianos han caído hoy a mínimos de un mes. Según los datos de JP Morgan Chase & Co., la rentabilidad de los bonos con un cupón del 9,25% y vencimiento en 2027 ha subido hoy 22 puntos básicos hasta el 12,53%. El precio de estos papeles ha caído hasta los 76,75 centavos.

Pdvsa realizará la emisión este mismo mes, según ha asegurado en rueda de prensa el viceministro de Energía Eulogio del Pino. Los papeles serán vendidos a los inversores locales, que a su vez podrán venderlos luego en los mercados internacionales, en un intento por burlar el estricto control cambiario impuesto por el Gobierno de Hugo Chávez, y así obtener más billetes verdes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA