España recupera la figura del embajador en Venezuela dos años después y asciende al actual encargado de negocios

El Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

El Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, José Manuel Albares / Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

El Gobierno ha aprobado este martes el nombramiento de Ramón Santos Martínez como nuevo embajador de España en Venezuela, un cargo que quedó vacío después de la salida de Jesús Silva en el año 2020, cuando el Ejecutivo optó por rebajar la relación a nivel de encargado de negocios como muestra de su disconformidad con la situación en el país.

De este modo, el Consejo de Ministros ha ascendido al actual encargado de Negocios en Venezuela, un puesto que ocupa desde noviembre de 2021, a la categoría de embajador y se convertirá así en el máximo representante de España en dicho país.

Santos Martínez, licenciado en Derecho, en Ciencias Políticas y en Sociología, con Master en Derecho Constitucional y Ciencia Política, ya fue anteriormente embajador de España en Panamá (2015 – 2019), en Bolivia (2008 – 2012) y ha estado destinado en las Embajadas de España en Washington, Bruselas-UE y Quito.

En el Ministerio de Asuntos Exteriores ha desempeñado, entre otros, los puestos de embajador en Misión Especial para las Cumbres Iberoamericanas y Asuntos Multilaterales de Iberoamérica, subdirector general de Países de la Comunidad Andina, subdirector general de países del MERCOSUR y Chile, subdirector general de Cooperación con Países de América Central y Caribe, y jefe de Gabinete del Secretario General de la AECID. También, en diciembre de 2019, fue enviado especial del Ministerio de Asuntos Exteriores en Bolivia.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ya avanzó a finales de noviembre en una entrevista que si avanzaba el diálogo venezolano «como empezamos a ver», la retirada del embajador español en el país era una decisión «perfectamente susceptible de revertirse».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA