El Grupo de Contacto apela a la unión de la oposición venezolana para una «exitosa» transición

Elecciones legislativas en Venezuela
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Grupo de Contacto Internacional (GCI) creado por la Unión Europea (UE) para abordar la situación en Venezuela ha pedido este martes a «las fuerzas democráticas de la oposición» que se unan para lograr «una exitosa transición a la democracia«, tras evidenciar en las pasadas parlamentarias sus desacuerdos estratégicos, con una parte optando por el boicot y otra participando con resultados muy pobres.

En una videoconferencia, en la que por primera vez han participado representantes de Chile y República Dominicana, el grupo diplomático ha hecho un llamamiento «a los actores políticos locales y a la sociedad civil» para que actúen «de buena fe», reanuden «con prontitud» las negociaciones y «establezcan con urgencia un diálogo inclusivo y un proceso de transición que conduzca a elecciones creíbles, inclusivas y transparentes».

El GCI, quien ya en diciembre emitió un comunicado desconociendo los resultados electorales del pasado 6 de diciembre –al que no se sumaron Bolivia y Argentina–, los ha vuelto a poner en duda en esta ocasión, exigiendo un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) «independiente y equilibrado».

«Parte fundamental de ese proceso será la designación de un CNE independiente y equilibrado. Este será uno de los pasos necesarios para eliminar todos los obstáculos a la participación política», ha valorado.

El grupo ha exigido que se garanticen «todos los derechos políticos y civiles», además de «la libertad y la seguridad de todos los actores políticos», así como la puesta en libertad de «todos los presos políticos» y el fin de los «arrestos domiciliarios».

«La intimidación y las represalias continuas contra los actores políticos agravan aún más la crisis, creando más obstáculos para el retorno pacífico a la democracia y el Estado de Derecho», ha valorado.

A su vez, ha deslizado que el Gobierno de Venezuela estaría impidiendo la entrada de ayuda humanitaria y ha pedido que cualquier medida tomada en esa dirección «debe ser revertida», así como «la represión y los ataques contra las organizaciones de la sociedad civil, los defensores de los Derechos Humanos y los medios de comunicación debe cesar de inmediato».

«El GCI pide acceso pleno y sin trabas tanto para el personal humanitario como para los bienes con el fin de proporcionar de manera urgente el acceso a los alimentos, la gasolina, los medicamentos y los servicios básicos de salud, incluidas las vacunas contra la COVID-19», remarca.

«Más que nunca, Venezuela necesita el apoyo de una comunidad internacional que trabaje unida. El GCI expresa su continua voluntad de incrementar los contactos con socios regionales e internacionales para fomentar un entendimiento común y una respuesta a esta situación», concluye.

Hace una semana, la UE reiteró que la «única salida» a la crisis en Venezuela pasa por retomar las negociaciones políticas y establecer un proceso de transición que conduzca a unas elecciones creíbles, considerando además al líder opositor Juan Guaidó como un «interlocutor privilegiado».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA