Barack Obama llama a reforzar el control de armas en EEUU

El expresidente estadounidense Barack Obama
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los defensores de reforzar el control de armas y la comprobación de antecedentes de los compradores deben superar «la oposición de los políticos cobardes» temerosos de la Asociación Nacional del Rifle para impulsar las reformas necesarias, dijo este martes el expresidente de EEUU Barack Obama (2009-2017) tras la matanza de diez personas en un supermercado de Colorado (centro).

«Podemos superar la oposición de los políticos cobardes y la presión de un lobby de las armas que se opone a cualquier límite a la capacidad de cualquiera de reunir un arsenal. Podemos, y debemos», dijo Obama en un comunicado.

Diez personas fueron asesinadas en un supermercado King Soopers de Boulder, Colorado, a unos 40 kilómetros de Denver.

Eric Talley, un policía de 51 años, que fue el primero en correr a socorrer a las víctimas, está entre los muertos.

Un sospechoso de 21 años, identificado posteriormente como Ahmad Al Aliwi Alissa, fue capturado con vida y acusado de 10 cargos de asesinato en primer grado, informó este martes la jada de policía de la ciudad, Maris Herold.

«Deberíamos poder ir a la escuela, o salir con nuestros amigos, o rendir culto juntos sin planear mentalmente nuestra huida si alguien aparece con una pistola. Deberíamos poder vivir nuestras vidas sin preguntarnos si el próximo viaje fuera de nuestra casa podría ser el último. Deberíamos. Pero en Estados Unidos no podemos», añadió Obama.

Como presidente, Obama no logró promulgar ninguna reforma significativa de control de armas a pesar de tener el control del Senado y la Cámara de Representantes por su propio Partido Demócrata durante sus dos primeros años de mandato.

La última masacre se produjo sólo una semana después de que otro individuo matara a tiros a ocho personas, seis de ellas mujeres asiáticas, en salones de masaje de la zona de Atlanta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA