Paraguay inicia su camino hacia la normalización del cannabis

Cannabis

Cannabis

Latinoamérica avanza a ritmo lento pero sostenido hacia la normalización del cannabis, aunque sin poder soltar las amarras del estigma que la Guerra contra las Drogas, instaurada por EEUU en la década del 60, le propinó a la ancestral planta.

Es precisamente ese estigma el que impidió, hasta ahora, que los principales productores de la región, México y Paraguay, estén a la vanguardia de un derecho/industria que no para de florecer.

Eso también está cambiando.

En México, a partir del fallo de la Corte Suprema de junio de 2021 que emitió una Declaración General de Inconstitucionalidad que anuló la prohibición de sembrar, recolectar, transportar y distribuir marihuana entre particulares.

También con la decisión de mayo pasado, en la que permitió la posesión de más de cinco gramos de la hierba.

Paraguay, por su parte, decidió blanquear en el Congreso lo que hasta ahora fue su actividad clandestina más redituable con la primera conferencia internacional sobre cannabis industrial para debatir nuevas políticas dirigidas al cultivo de marihuana.

Y, como también sucedió en México, la mirada de las autoridades apuntó a Uruguay, país pionero en el mundo en regular por ley todos los usos y aprovechamientos del cáñamo.

Es por ello que en esta audiencia pública participaron figuras clave de aquella legalización uruguaya sancionada en 2013.

Los referentes invitados fueron el jefe del departamento de Asesoría Técnica de la Dirección General de Servicios Agrícolas del MGAP, Sergio Vázquez; la asesora de la Cooperativa Agronorte, Pilar Milesi; la empresaria y pionera del cultivo de cannabis en Uruguay, Mercedes Ponce de León; y el primer director del Instituto de Regulación y Control de Cannabis del Uruguay (IRCCA) Augusto Vitale.

«El Congreso de la República de Paraguay convocó a una delegación de Uruguay a esta importante audiencia pública sobre cannabis en la historia del Paraguay. Presentamos nuestra experiencia y como lo estamos viviendo y estuvo muy bueno, impresionante», cuenta a la Agencia Sputnik la cofundadora de Cannabis Business Hub, Mercedes Ponce de León.

GOLPE AL NARCOTRÁFICO

Otro de los que dijo presente fue el expresidente paraguayo y actual legislador Fernando Lugo, quien destacó: «Esa experiencia positiva que con la aprobación de la Ley del Cannabis y del usufructo con libertad ha sido un gran golpe al narcotráfico, se dio libertad y se disminuyó bastante este flagelo en Uruguay».

«Esta primera Conferencia Internacional sobre Cannabis Industrial nos reúne con el objetivo de conformar una mesa de trabajo interinstitucional público/privada encargada de la elaboración de una propuesta normativa en un plazo no mayor a 60 días», anunció Lugo.

La participación de Paraguay en el mercado sudamericano de marihuana medicinal podría cambiar las reglas del juego de esta industria que en el último año creció un 17 por ciento, pero que todavía obtiene beneficios mucho más bajos en comparación a Asia o América del Norte.

Sin embargo, y más allá de los números, la normalización de la producción de cannabis podría beneficiar a miles de campesinos que todavía se mantienen en los márgenes de la legalidad, expuestos a situaciones de violencia y esclavitud.

Así, muchas organizaciones sociales participaron de esta audiencia pública que también sirvió para forjar lazos necesarios entre integrantes de la sociedad civil para comenzar a transformar la realidad de estos actores sociales.

«Luego de la audiencia se hizo una recepción donde todo el movimiento campesino y la cooperativa Agronorte le entregaron al movimiento social Mamá Cultiva un kilo de flores (de marihuana) y la promesa de que nunca más les va a faltar flores» para la producción de las medicinas para sus hijos, agrega Ponce de León.

Aunque en Paraguay ya es ley, la misma todavía no se aplica al 100 por ciento. La asignatura pendiente más importante es legalizar los cultivos. La semilla, ya está germinando.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA