OEA, efecto tsunami

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Antigua, Guatemala sede de la 43 periodo de sesiones de la OEA Organización de Estados Americanos, bajo el lema “Por una política integral frente al problema mundial de las drogas en las Américas”, vaya tema urticante si los hay, vale recordar, que tan sólo hace tres meses la organización vivió… Antigua, Guatemala sede de la 43 periodo de sesiones de la OEA Organización de Estados Americanos, bajo el lema “Por una política integral frente al problema mundial de las drogas en las Américas”, vaya tema urticante si los hay, vale recordar, que tan sólo hace tres meses la organización vivió un tremendo tsunami, estimulado por ver como se verificaba el respeto a los derechos humanos en la región, donde la libertad de expresión flameaba cual bandera. Los líderes que acuden a la Asamblea discutirán sobre el consumo y el tráfico de drogas en la región, así como en las estrategias a considerar para combatir el flagelo.- La región está representada por tres mandatarios, 28 ministros y secretarios de Relaciones Exteriores, así como representantes de alto nivel de 34 de los 35 países que forman parte de la OEA, según el organismo.

Drogas, derechos humanos y reformas institucionales, en ese orden, serán los temas prioritarios de la Asamblea.

Drogas, narcotráfico. Es el tema principal en la agenda. Se debatirá sobre la base de un informe presentado en mayo por José Miguel Insulza, secretario general de la organización, que abarca una serie de escenarios posibles, incluida la legalización del consumo y la producción.

Derechos humanos. Se emitirán convenciones sobre discriminación racial y contra toda forma de discriminación e intolerancia, incluida la sexual.

Reforma de la CIDH. La Asamblea también tocaría la reforma de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a la que Venezuela y sus aliados acusan de supeditarse a intereses estadounidenses.

Durante la reunión se discutirán los resultados de un estudio científico elaborado por un grupo de expertos internacionales a petición de la Secretaría General de la OEA, quien por medio de su secretario general , José Miguel Insulza, enfatizó sobre el problema de las drogas en las Américas, ya que “rompe el tabú” de que los temas relacionados con la producción, tráfico, comercio y consumo de drogas no se pueden discutir al más alto nivel continental, es menester recordar que la OEA hace aproximadamente tres meses le hizo llegar el mismo informe al presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

Por otra parte el secretario general anunció que propuestas, no traemos, ya que el mandato que nos dieron los presidentes el año pasado fue hacer un informe de la realidad objetiva, el que será presentado durante la Asamblea.

El documento plantea “cómo están las cosas hoy en día en el tema de las drogas” y presenta los posibles escenarios sobre qué ocurrirá a futuro según la política que se decida aplicar.

Al momento las posiciones encontradas, dirimen, sobre la estrategia más conveniente a efectos de combatir el flagelo creciente del tráfico y el consumo de drogas en el continente, como si la situación fuese liviana, debemos agregarle la llegada del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien por primera vez participa en un plenario de cancilleres, recordemos que la última vez que participó un secretario de Estado de EEUU fue con Hillary Clinton, hace tres años.

Representantes de las organizaciones de la sociedad civil del continente, coincidieron en solicitar que los derechos humanos y las políticas sanitarias sean consideradas como ejes centrales en las nuestras estrategias de combate a las drogas.

Además de Otto Pérez Molina, presidente anfitrión, participarán en la asamblea los mandatarios Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Danilo Medina de República Dominicana.

Pérez Molina, propuso en febrero del 2011 a la comunidad internacional iniciar un diálogo para buscar nuevas alternativas de combate al problema de las drogas, entre ellas la despenalización.

En la Cumbre de las Américas de 2012 comenzó una revisión de las políticas antidrogas, un encuentro donde se enfrentaron posiciones a favor y en contra de la despenalización, la primera representada por el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y la segunda por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La VI Cumbre de la Américas celebrada en abril pasado en Cartagena de Indias, Colombia, también giró en torno al problema de las drogas.

Seguramente volverán las ofensivas contra la CIDH de los que hace tres meses intentaron, sin éxito, recortar su autonomía mediante la frustrada modificación del reglamento, intentarán al momento, lo mismo por la vía de elegir comisionados que respondan a su línea de pensamiento.

Otros no bajaban la guardia a una nueva ofensiva contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en pleno proceso de renovación de su elenco de comisionados. La Ciudad de los Caballeros, donde predomina la arquitectura renacentista española, ahora Antigua, declarada Patrimonio de la Humanidad, ha sido testigo, la vida nos da sorpresas, y vaya sacudón, ante su atónita mirada entre bromas y apretón de manos, los gobiernos de Venezuela y EEUU, representado por John Kerry y Elías Jaua, tras cuarenta minutos de pláticas, acuerdan relanzar en el máximo nivel su relación, lo que evidentemente producirá un singular impacto en la región, por si esto fuese poco, el nuevo escenario quedó cerrado a pedido de Caracas y del presidente Nicolás Maduro, seguramente el inesperado golpe de timón definido por Caracas se convierte en el dato fulgoroso de la 43 Asamblea.

Evidentemente Caracas, según su canciller, confía en avanzar en el tema, haciendo notar fuertemente en que la paternidad de la iniciativa corresponde al presidente Maduro, este comentario, puede analizarse como un tiro por elevación hacia la cocina interna del chavismo, veremos qué ocurre en los próximos días, al respecto, no sólo en Venezuela, sino en la repercusión que entre sus aliados en la región, producirá, es menester analizar que EEUU últimamente ha tratado de aceitar nuevamente su posicionamiento en la región, no olvidemos que tanto China, Rusia, como Irán , la miran con simpatía, por lo que este acercamiento a Venezuela, le viene como anillo al dedo.

Bajamos a papel declaraciones de los principales actores de tan impactante determinación.

Nicolás Maduro.- Puede haber relaciones de respeto con el gobierno de EEUU, en términos de igualdad, podemos procesar nuestras diferencias.

John Ferry.- Quisiéramos encontrar para ambos países una vía para ir hacia adelante, y establecer una relación más positiva.

Elías Jaua.- Estimo que en el secretario Kerry hay toda la buena voluntad.

Vale recordar las palabras de Kerry, momentos antes de regresar a Washington, en las que declamo un encendido elogio de la OEA como “el mejor organismo para apoyar la democracia y el desarrollo” en la región. El chileno José Miguel Insulza, secretario general de la Organización había expresado “La OEA es el mayor espacio de diálogo político franco y abierto, algo que no tiene parangón en nuestro hemisferio”, sostuvo.

Ante la realidad, inconstractable, el mapa regional sufre un inesperado sacudón, seguramente las celulitas grises de los entendidos se han revolucionado, pues bien a mover las piezas, rápida y certeramente, no olvidemos, como dicen los que verdaderamente conocen el juego, que, “el que se equivoca, paga”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA