Los electrodomésticos ante la crisis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La industria de electrodomésticos es una filial, una aplicación, de la industria siderúrgica. Tal vez la aplicación mas corriente y mas próxima. Pero lo que pasa a esta industria es siempre una consecuencia, mas o menos próxima, de lo que sucede a al Industria siderúrgica. La industria de electrodomésticos es una filial, una aplicación, de la industria siderúrgica. Tal vez la aplicación mas corriente y mas próxima. Pero lo que pasa a esta industria es siempre una consecuencia, mas o menos próxima, de lo que sucede a al Industria siderúrgica.

La industria española de electrodomésticos de gama blanca ha perdido casi un 18% de sus empleados a lo largo de 7 años, lo que significa la destrucción de unos 3600 puestos de trabajo, según recoge el estudio “El sector de electrodomésticos de línea blanca en España”. Este sector ha registrado, desde el año 2000, una tasa anual de descenso del número de trabajadores próxima al 3%. Esta pérdida de empleo se encuentra en línea con la tendencia decreciente en el número de empresas, que se ha reducido un 3,4% anual en el mismo periodo, hasta 267 compañías, como resultado del proceso de reestructuración, concentración y deslocalización empresarial en España y en el resto de Europa. El sector de los electrodomésticos se encuentra muy ligado a la actividad inmobiliaria, puesto que el 47% de las compras de electrodomésticos se producen tras la adquisición de una casa y el 45% por la sustitución del producto. La crisis ha supuesto la caída de la compra de viviendas y la restricción de los créditos al consumo, lo que ha generado una contracción de la demanda, que implica que “las perspectivas de evolución de la cifra de negocio y del volumen de producción sean negativas”.

En cuanto a la producción, España ocupa el tercer lugar en la Unión Europea precedido de Italia y Alemania. La producción española se ha mantenido estable desde el año 2000, pero en 2007 se registro una caída del 6% al “notarse ya los primeros síntomas del a crisis”. La demanda interna descendió un 4% en el mismo año.

El fabricante de electrodomésticos Fagor, registro perdidas de 8,57 millones de euros en el primer semestre por la caída de las ventas en el mercado español. En el mismo periodo del año anterior, las ganancias fueron de 164,000 euros. El importe neto de la cifra de negocio fue de 723,8 millones de euros, un 14% menos que la obtenida hace un año. Para la segunda mitad del presente año, Fagor prevé que se suavizara la tendencia negativa, al verse descontados una parte importante de los efectos de esta situación y centrarse el mercado, en mayor medida, en la reposición del producto. Además, Fagor centrara su estrategia en consolidar su proyección internacional y liderar el sector desde una perspectiva de innovación y una apuesta por el uso de energías renovables.

Todos estos datos nada optimistas por cierto, recuerdan las declaraciones del primer ministro italiano Silvio Berlusconi, cuando dijo, a principios de este año, que se perderán en el mundo unos 20 millones de empleos entre 2009 y 2010. Esta situación dio lugar a la propuesta de un “pacto social”, durante la reunión del grupo de los 20 (G-20). “Se necesita un pacto global, que pueda sustituir el pesimismo por el optimismo, a la desconfianza por la confianza y transformar el miedo en esperanza”. Y así Berlusconi informo que “la discusión evidencia la importancia de un dialogo constante y continuo sobre futuras acciones a fin de tutelar la ocupación, mejorar la protección social y crear nuevos puestos de trabajo”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA