La crisis ante el sector siderúrgico

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un reciente informe “Market Monitor”, elaborado a nivel internacional por “Crédito Y Caución” afirma que una recuperación del sector siderúrgico no puede asegurarse a corto o medio plazo. Este informe se refiere, no solo a España, sino también a Italia, China, Austria, Eslovaquia y Turquía. Un reciente informe “Market Monitor”, elaborado a nivel internacional por “Crédito Y Caución” afirma que una recuperación del sector siderúrgico no puede asegurarse a corto o medio plazo. Este informe se refiere, no solo a España, sino también a Italia, China, Austria, Eslovaquia y Turquía.

“Los resultados dependerán, en gran medida, de la recuperación de la industria nacional. Actualmente, la producción española muestra signos favorables, aunque la incertidumbre por la dificultad de acceso a la financiación bancaria, los aplazamientos de pago y las dudas sobre la reactivación de la demanda, no permiten asegurar una recuperación del sector siderúrgico en España a corto y medio plazo”. Y todo ello, pese a que durante el pasado ejercicio de 2010, el sector siderúrgico fue uno de los pocos que en España pudo presumir de un cambio de tendencia y del inicio de una senda de recuperación. Esta recuperación estuvo marcada por el desarrollo de las transacciones en el exterior. Dicho de otra forma, esta mejoría, más o menos apreciable, se ha fundamentado en el esfuerzo exportador realizado por las empresas españolas y no en la demanda nacional. La desaceleración del ramo automovilístico , a partir del último tercio de 2010, por la eliminación de ayudas estatales, ha frenado la recuperación.

En esta línea de buscar caminos para la exportación, figura el hecho de que la Asociación Española de Exportadores de Productos e Instalaciones Siderúrgicas (SIDEREX), en unión de 14 empresas locales del sector, tiene proyectado una misión comercial a Singapur y Vietnam, con el fin de fomentar las ventas de acero español en estos países, hoy en día muy escasas. Actualmente, las transacciones de las empresas siderúrgicas españolas en estos mercados son muy reducidas debido principalmente a su proximidad a los grandes países productores de acero como China, Taiwan, Corea del Sur y Japón. En líneas generales, los productos con mayor valor añadido, son los tubos de acero sin soldadura y los aceros inoxidables, por lo que son los productos que tradicionalmente se exportan a esta región del mundo. Según un comunicado de SIDEREX, el desplome del mercado español de la construcción ha dado lugar a que los fabricantes de barras corrugadas (un producto cuyo destino es el armado del hormigón) y alambrón han incrementado, significativamente, sus ventas en estos países durante el pasado año.

Lakshmi Mittal, presidente y accionista hegemónico de Arcelor Mittal, ha reordenado, recientemente, la cúpula directiva del grupo para afrontar los retos que, en un clima económico todavía adverso, soporta el primer fabricante de acero a nivel mundial. Estos cambios afectan, en gran parte, al negocio europeo, incluidas las plantas asturianas, que pasan a estar bajo la órbita de Aditya Mittal, hijo de Lakshmi y su posible sucesor al frente de la multinacional. En la primera línea ejecutiva figura un único español, Gonzalo Urquijo, que ve incrementadas sus responsabilidades, en áreas tales como la expansión de Arcelor en mercados emergentes. Mittal ha reajustado la dirección general de Arcelor, a base de siete miembros. Asturias queda principalmente bajo la supervisión de Aditya Mittal que asume la responsabilidad de productos planos en Europa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA