Japón y la siderurgia mundial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las empresas japonesas Nipón Steel y Sumitomo Metal Industries (SMI) quieren fusionarse con objeto de crear la segunda empresa siderúrgica mundial. Se trata de un proyecto motivado por el dinamismo de sus competidores, como son China y Corea del Sur. Son la primera y la tercera firmas niponas en el sector del acero que preparan su fusión para fines del año 2012. Este hecho representaría la fusión más importante en la siderurgia en Japón en los últimos diez años. “Las dos empresas quieren combinar su capacidad de producción en Japón y en el extranjero para crear una red común de fabricación y ventas”, ha explicado el presidente de la Nipón Steel . Esta empresa ganaría el acceso a las técnicas de punta de fabricación de tubos sin soldadura, especialmente buscados en la industria petrolera. De esta especialidad, SMI es uno de los mejores especialistas. De consumarse esta fusión, la empresa resultante se situaría en términos de producción detrás del grupo Arcelor Mittal, con sede en Luxemburgo. Esta fusión convertirá a las dos empresas en una resultante, que podrá discutir precios con sus proveedores. Las dos principales materias primas utilizadas en la producción de acero son el mineral de hierro y el carbón de coque. El comercio de estos productos está dominado por los tres grupos minero más grandes del mundo, los anglo-australianos, Rio Tinto y BHP Billiton y el Brasileño Vale. Las empresas japonesas Nipón Steel y Sumitomo Metal Industries (SMI) quieren fusionarse con objeto de crear la segunda empresa siderúrgica mundial. Se trata de un proyecto motivado por el dinamismo de sus competidores, como son China y Corea del Sur. Son la primera y la tercera firmas niponas en el sector del acero que preparan su fusión para fines del año 2012. Este hecho representaría la fusión más importante en la siderurgia en Japón en los últimos diez años. “Las dos empresas quieren combinar su capacidad de producción en Japón y en el extranjero para crear una red común de fabricación y ventas”, ha explicado el presidente de la Nipón Steel . Esta empresa ganaría el acceso a las técnicas de punta de fabricación de tubos sin soldadura, especialmente buscados en la industria petrolera. De esta especialidad, SMI es uno de los mejores especialistas. De consumarse esta fusión, la empresa resultante se situaría en términos de producción detrás del grupo Arcelor Mittal, con sede en Luxemburgo. Esta fusión convertirá a las dos empresas en una resultante, que podrá discutir precios con sus proveedores. Las dos principales materias primas utilizadas en la producción de acero son el mineral de hierro y el carbón de coque. El comercio de estos productos está dominado por los tres grupos minero más grandes del mundo, los anglo-australianos, Rio Tinto y BHP Billiton y el Brasileño Vale.

Una vez consolidada la fusión, la empresa resultante tendrá un valor próximo a los 58, 540 millones de dólares y en conjunto producirá algo más de 37,7 millones de toneladas de acero crudo, según datos estimados del año 2009. De todos modos, se encontrara todavía muy lejos de la producción de Arcelor Mittal, la que produce por encima de los 77,5 millones de toneladas. Esta fusión permitirá hacer frente a los bajos costos de las empresas chinas e indias.

Japón se enfrenta con fuertes rivales como son POSCO de Corea, Baoshan Iron and Steel de China y Tata Steel de la India. Ya en el año 2002, dos empresas japonesas Kawasaki Steel Corporation y NKK se unieron para formar JFE Steel.

En Japón, las uniones y fusiones de empresas resultan un paso imprescindible en la consolidación de las propias empresas. China e India son cada vez más fuertes, pues esos países tienen un enorme mercado interno por su gran población y se están industrializando a un ritmo muy rápido, donde la demanda por el acero es grande. En cambio, en Japón es común encontrar muchas empresas en un solo campo de negocios. Po ejemplo, en el sector del automóvil están Toyota, Nissan, Honda, Mitsubishi y Suzuki. En el mundo de los televisores, se encuentran Sony, Panasonic, Toshiba, Sharp, Hitachi y Mitsubishi. Hace veinte años, cuando la economía japonesa crecía a altas tasas, el mercado interno japonés podía soportar varias empresas en cada campo. Además no había competidores externos tan fuertes como China, India y Corea. Ahora, en cambio, el mercado japonés se reduce pues la población decrece y además envejece y los competidores asiáticos son cada vez más fuertes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA