Crisis en las energías verdes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A partir del próximo 1 de enero, entrará en vigor un nuevo real decreto, que establece un régimen especial para las instalaciones ya en funcionamiento de “energías verdes”. Para estas instalaciones, el régimen será del 30% y para las que se pongan en marcha, a partir de octubre, la rebaja alcanzará el 45%. Se trata de alcanzar un ahorro de unos 774 millones para el Ministerio de Industria. Si tenemos en cuenta que las primas a la energía fotovoltaica alcanzaron el año pasado los 2.577 millones, ahora la retribución quedaría en 1.803 millones. Además, por si todo esto fuese poco, el Ministerio de Industria ha manifestado que recortará las primas que reciben el resto de “energías verdes”, la eólica, la termosolar y la biomasa. A partir del próximo 1 de enero, entrará en vigor un nuevo real decreto, que establece un régimen especial para las instalaciones ya en funcionamiento de “energías verdes”. Para estas instalaciones, el régimen será del 30% y para las que se pongan en marcha, a partir de octubre, la rebaja alcanzará el 45%. Se trata de alcanzar un ahorro de unos 774 millones para el Ministerio de Industria. Si tenemos en cuenta que las primas a la energía fotovoltaica alcanzaron el año pasado los 2.577 millones, ahora la retribución quedaría en 1.803 millones. Además, por si todo esto fuese poco, el Ministerio de Industria ha manifestado que recortará las primas que reciben el resto de “energías verdes”, la eólica, la termosolar y la biomasa.

Todo esto nos lleva a considerar la energía nuclear. Hace unos 13,700 millones de años, se generó el ‘big bang’. La cantidad de energía generada entonces ha permanecido constante, aunque ha recibido diversas metamorfosis. La primera fue el paso de radiación a materia y así podríamos contar otras transformaciones. Surgieron las “energías verdes”. La más importante es la fotovoltaica. El efecto fotoeléctrico consiste en la generación de corriente eléctrica al incidir la luz sobre la superficie de ciertos materiales. Fue Einstein quien lo explicó. Y así un panel fotovoltaico es un conjunto de células, hechas de un material con base en el silicio, que orientadas al Sol convierten la luz recibida en electricidad. Como se ve, la cuestión es muy sencilla, pero el problema más importante consiste en que el aprovechamiento de la energía solar es muy caro. Dicho con otras palabras, la generación de electricidad mediante paneles fotovoltaicos resulta muy caro. Esta forma de energía tiene un gran futuro, pero para ello es necesario invertir en investigación. Se trata de conseguir materiales que aprovecharan más ampliamente la radiación solar y el rendimiento de los paneles aumentaría mucho.

Pero lo que resulta evidente es que pese a los éxitos de las “energías verdes” resulta imprescindible el uso de la energía nuclear. Y así se está entendiendo en todo el mundo y particularmente en Europa. Según un Eurobarómetro, llevado a cabo entre septiembre y octubre del año pasado, la mayoría de los europeos cree que las centrales nucleares son seguras. Los resultados están basados en consultas a 26,470 ciudadanos de la Europa de los 27. El 59% opina que las centrales nucleares operan de forma segura, aunque muchos creen que se han subestimado los riesgos, sobre todos los procedentes de ataques terroristas y la gestión de los residuos. El 82% opina que la gestión de los residuos se debe regular a nivel europeo. Un 39% de los europeos piensa que debe mantenerse la actual proporción nuclear, aunque el 17% sostiene que debe aumentarse esta proporción. Además los europeos opinan que no reciben suficiente información sobre temas nucleares, empezando por la educación en las escuelas. En líneas generales puede afirmarse que mientras más conozcan los ciudadanos sobre energía nuclear, más favorables se muestran a la misma.

Un estudio de la Agencia Internacional de Energía y la Agencia de la Energía Nuclear de la OCDE llega a la conclusión de que las centrales nucleares producen la energía eléctrica más competitiva de todas las demás. Este estudio ha sido realizado a base de datos proporcionados por 21 países, referentes a 190 centrales. Las encuestas populares en Estados Unidos, posteriores a las manifestaciones pro nucleares del presidente Obama, revelan una mayor aceptación de la energía nuclear en aquel país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA