China, potencia económica

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

Fue el pasado año cuando China estuvo a punto de superar a Japón como segunda economía mundial. Pero al final su Producto Interior Bruto (PIB), que creció un 8,7% y ascendió a 3,6 billones de euros fue ligeramente inferior al japonés. En lo que va de año esta pequeña diferencia se ha recortado e incluso invertido. Durante el segundo trimestre del presente año, el PIB japonés sumo 1,28 billones de dólares (1,005 billones de euros), mientras que el chino alcanzó los 1,33 billones de dólares (1,042 billones de euros). Pero, en cambio, en el primer trimestre, el japonés fue algo mayor que el chino. Y todo esto teniendo en cuenta que Japón vive su peor momento desde la Segunda Guerra Mundial y cuya economía no levanta cabeza desde la crisis asiática de 1997. Fue el pasado año cuando China estuvo a punto de superar a Japón como segunda economía mundial. Pero al final su Producto Interior Bruto (PIB), que creció un 8,7% y ascendió a 3,6 billones de euros fue ligeramente inferior al japonés. En lo que va de año esta pequeña diferencia se ha recortado e incluso invertido. Durante el segundo trimestre del presente año, el PIB japonés sumo 1,28 billones de dólares (1,005 billones de euros), mientras que el chino alcanzó los 1,33 billones de dólares (1,042 billones de euros). Pero, en cambio, en el primer trimestre, el japonés fue algo mayor que el chino. Y todo esto teniendo en cuenta que Japón vive su peor momento desde la Segunda Guerra Mundial y cuya economía no levanta cabeza desde la crisis asiática de 1997.

Si nos fijamos en la siderurgia nos encontramos con que la producción de acero de China en este año podría batir un nuevo récord, situándose entre 620 y 630 millones de toneladas, lo que representa un aumento interanual del 10%. La producción de acero de China alcanzó los 269 millones de toneladas en los primeros cinco meses de este año, lo que significa un crecimiento interanual del 23,8%. De momento, China no aprobará nuevos proyectos de construcción de infraestructuras de acero antes de 2011, ya que la creciente capacidad de producción de acero dificulta los esfuerzos del país para ahorrar energía y reducir las emisiones de elementos contaminantes.

La Unión Europea, que es el primer comprador mundial de productos chinos, ante la crisis económica, ha recortado los gastos, lo que ralentizará el consumo. Esta situación influye indudablemente en la economía del país asiático. En la primera mitad del presente año las exportaciones chinas crecieron un 35,2% y terminaron junio con un avance del 43,9%. Pero expertos del sector exterior señalan que el ritmo de las ventas chinas disminuirá a medida que avancen los meses. En definitiva, que las perspectivas para el segundo semestre son pesimistas. Lo que se debe, además de a la crisis europea, a la apreciación gradual del yuan y al encarecimiento de las materias primas.

En las últimas tres décadas China dependió de las exportaciones, especialmente de productos de bajo precio y escaso valor añadido. Así mantuvo un rápido crecimiento económico, en torno a un 10% anual y se convirtió en la tercera economía mundial, a un paso de la segunda, que es Japón. Ante la nueva situación económica mundial, China que es la mayor exportadora mundial desde 2009, intenta actualmente cambiar su modelo para fomentar más el consumo interno.

China ha impuesto medidas ‘antidumping’ al acero y al hierro importado de la Unión Europea, por considerar que han perjudicado el mercado del gigante asiático. De este modo, se aplicarán tasas entre el 6,1 y el 26% en dichos productos, durante un periodo de cinco años. China impuso, a finales del pasado diciembre, medidas temporales ‘antidumping’ contra la importación de productos siderúrgicos procedentes de la Unión Europea. China entiende que esos productos siderúrgicos están siendo vendidos a su mercado por debajo de su precio de coste, lo que, lógicamente, perjudica a la industria siderúrgica de China.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA