Bolivia, nuevo desafío

Bolivia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ante tanta incertidumbre proclamada por integrantes del MAS, encabezados por Evo Morales desde su exilio en Buenos Aires, que dudaban sobre la no transparencia de los comicios, los hechos mostraron totalmente lo contrario, lo que es una buena señal que podría dar una luz de esperanza en la esperada reconciliación de la sociedad Boliviana, si es que los politicos de una buena vez dejan de lado apetencias personales y dan prioridad a las necesidades de los ciudadanos.

El resultado de las elecciones en el país del altiplano dan una nueva oportunidad al MAS de gobernar nuevamente, las dudas por los resultados quedaron totalmente al margen en momentos en que la madrugada del lunes 19, Jeanine Áñez, la presidente del gobierno interino, reconoció la victoria electoral de la fórmula Luis Arce y David Choquehuanca (MAS) solicitando que gobiernen «pensando en Bolivia».

A lo que el Presidente electo Luis Arce Catorra enfatizó «reconduciremos el proceso de cambio sin odio, aprendiendo y superando nuestros errores cometidos en el pasado, construiremos un gobierno de unidad nacional», a su vez ha tratado de marcar distancias con su mentor político, Evo Morales «Si quiere ayudarnos, sera muy bienvenido, pero no significa que estará en el gobierno». Será mi gobierno, analistas dan fé a este pronunciamiento, y concuerdan en que las elcciones del 18 de octubre fueron la expresión de que el ‘masismo’ llega a reemplazar al ‘evismo’, que hace un año decidió aferrarse al poder, en su cuarto mandato, a pesar de la Constitución de 2009, promovida por el propio mandatario, y de que los ciudadanos lo rechazaron expresamente en un referéndum en 2016. Vale recordar que por las denuncias de fraude Morales debió cerrar un ciclo.

El pueblo boliviano retorna a la democracia, luego de la inestabilidad política vivida en tiempos del último gobierno de Morales que, lamentablemente, desemboco en el golpe de estado propiciado por las fuerzas armadas, donde Jeanine Áñez y Luis Fernando Camacho Vaca se mostraron proclives a dicha situación.

Arce encarna la resurrección del MAS reflejada estas elecciones, que muestran un panorama diferente al de hace un año, cuando los bolivianos fueron a las urnas, un 20 de octubre, para elegir a sus futuros mandatarios. Luis Arce está camino a emular los resultados obtenidos por Evo Morales en su primera elección si finalmente sale electo presidente de Bolivia con más del 50% de los votos y 23 puntos de diferencia sobre el segundo candidato más votado, los resultados conocidos hasta el momento proyectan que las cifras no estarían tan alejadas.

Una breve reseña de la hoja vida de los candidatos del MAS

Luis Arce Catacora tiene una maestría en economía y fue uno de los artífices, como ministro de Economía, del llamado «milagro económico» que puso a los bolivianos en los primeros lugares de crecimiento económico, incluso durante la crisis mundial, recordamos la solidez en reservas, situación que fue reconocida por los principales medios no solo bolivianos sino por la prensa del continente. Toda su carrera profesional la desarrolló en el Banco Central de Bolivia (BCB), desde 1987 hasta enero de 2006.

En el 2006 se dió inicio a un proceso de recuperación de empresas estratégicas privatizadas o capitalizadas en los gobiernos de corte neoliberal. Además, alentó la redistribución de recursos económicos con el pago de bonos a sectores vulnerables como los niños y jóvenes en edad escolar, con el fin primario de motorizar el consumo interno.

El próximo mandatario, formó parte de una corriente denominada Chuaquiago Boys. Chuaquiago Marka es la denominación en aimara, lengua tradicionalmente hablada en las regiones de Puno, Moquegua y Tacna, siendo, además, hablada en Bolivia y el norte de Argentina y Chile, que denomina a la capital del pais, La Paz.

El presidente electo trabajó sin descanso en la tesis que apostó a fortalecer el Estado. Es así que desde su despacho de Ministro de Economía consolidó un Estado con mayor presencia en la economía, a diferencia del modelo neoliberal, no solo con inversión pública, sino con fortalezas operativas a traves de empresas del Estado.

Arce en enero último fue elegido en Argentina candidato presidencial del MAS mientras que el ex cancillercer David Choquehuanca su ex compañero en el Ministerio de Economía es elegido compañero de fórmula ambos formaron parte del gabinete minesterial del ex presidente Morales desde 2006, cuando asumió el poder con más del 50 por ciento de los votos en las elecciones del 2005.

Arce acompaño a Morales hasta 2017, momento en que al tratarse de una grave enfermedad se alejó, al tiempo volvió al gobierno recuperado, participando en otras responsabilidades, abandonando Bolivia tras la dimisión debido a la crisis de noviembre de 2019 derivadas por las denuncias de fraude electoral, un paro general cívico, motín policial y la sugerencia de los militares de renunciar.

El ex presidente Jorge Tuto Quiroga, quien antes de los comicios renunció a su cargo de delegado del gobierno ante la comunidad internacional, designado el 3 de diciembre del 2019, solicitó a la Comunidad Ciudadana (CC) de Carlos Mesa y la alianza Creemos de Luis Fernando Camacho poner el foco en el voto de cuatro departamentos para evitar que el Movimiento Al Socialismo (MAS) pueda obtener mayoría en el Senado boliviano, ya que según el candidato de Libre 21 están en juego cuatro senadores para determinar si el partido azul queda con la configuración en la Cámara Alta de 18 y 22 senadores, de los 36. «Pido a Comunidad Ciudadana y Creemos que coordinen el control del cómputo en toda Bolivia y en especial en Cochabamba y Potosí, dónde el CC puede obtener un segundo senador arrebatándole el tercero del MAS», señaló.

Visto el panorama, es de esperar que los futuros gobernantes cumplan con el compromiso asumido,el pueblo boliviano es merecedor.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA