Ante la catástrofe

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El terremoto unido al tsunami ha ocasionado una tragedia, que se puede calificar de irreparable. Miles de muerto y de evacuados, que han perdido sus casas y propiedades y miles de personas desaparecidas. Y ahora viene la pregunta, ¿Cómo se restablecerá Japón, una de las potencias económicas primeras del mundo? ¿Cómo repercutirá esta tragedia en la economía y la industria del país? El terremoto unido al tsunami ha ocasionado una tragedia, que se puede calificar de irreparable. Miles de muerto y de evacuados, que han perdido sus casas y propiedades y miles de personas desaparecidas. Y ahora viene la pregunta, ¿Cómo se restablecerá Japón, una de las potencias económicas primeras del mundo? ¿Cómo repercutirá esta tragedia en la economía y la industria del país?

Los tres grandes fabricantes de automóviles, Toyota, Nissan y Honda, anunciaron la paralización en todas sus fábricas, durante más o menos tiempo, debido, especialmente, a problemas de suministro. Toyota anunció, al menos de momento, la suspensión de operaciones en las 12 fábricas que posee en Japón. El terremoto alcanzó los 8,8 grados en la escala de Ritcher y ha sido el mayor en la historia del Japón. Responsables de Toyota, que es el primer fabricante automovilístico mundial, confirmaron la suspensión de la producción en la planta de su suministrador Central Motor, en la provincia de Miyagi, que es una de las más afectadas por el tsunami, que vino tras el terremoto. Honda también paralizó sus fábricas en las provincias de Saitama, Tochigi y Shizuoka. Nissan, por su parte, decidió poco después de producirse el seísmo, cerrar todas sus plantas en Japón, pese a haber confirmado que la sede del grupo en Yokohama, al norte de Tokio, no registraba grandes daños.

La industria automovilística, al verse afectada, ha repercutido inexorablemente en el sector siderúrgico. Precisamente los dos grupos Nippon Steel y Sumitomo Metal Industries (SMI) pretendían fusionarse para crear la segunda empresa siderúrgica mundial. Era un proyecto motivado por el dinamismo de sus competidores surcoreano y chino y el alza de los precios de los metales. La primera y tercera firmas niponas del sector, ya aliadas, preparaban este acercamiento para finales del año próximo, lo que representaría la fusión más importante en la siderurgia del Japón en los últimos diez años. Nippon Steel ganaría de esta forma el acceso a las étnicas de punta de fabricación de tubos sin soldadura, particularmente buscados en la industria petrolera. En este aspecto, SMI es uno de los mejores especialistas. De conseguirse esta fusión, la empresa resultante podría ocupar el segundo lugar, a nivel mundial, en términos de producción, detrás de Arcelor Mittal.

Japón mantiene una posición dominante, en sectores como la producción de componentes electrónicos, automóviles y acero, lo que ya está afectando a los precios, puesto que la perspectiva de una interrupción prolongada de los suministros ha llevado a las compañías de todo el mundo a buscar proveedores alternativos. Así, los precios de productos como los chips de memoria NAND, los microprocesadores y las pantallas de cristal líquido (LCD) han subido sus precios.

Fuentes de Nissan en Barcelona, donde se encuentra la principal fábrica de la multinacional en España, recalcan que los inventarios de piezas que hay en Europa son suficientes, al menos de momento, para garantizar los procesos de producción, pero que es imposible determinar hasta cuándo durarán. En cambio, la situación parece ser algo mejor de lo previsto en el suministro de acero, ya que en un primer momento se estimó en un 20% la reducción de la producción japonesa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA