Vivendi amenaza a Slim con su incursión en la telefonía móvil en México

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Vivendi, que preside Jean Bernard Lévy, negocia una alianza con la mexicana Televisa para participar en la licitación de frecuencias de móvil que lleva a cabo el Gobierno de Felipe Calderón, una gran amenaza para el magnate de las comunicaciones Carlos Slim, dueño de las principales operadoras del país. Tras su entrada en Brasil, donde la compañía francesa arrebató a Telefónica la operadora GTV, ahora ha puesto su mirada en México, el otro gigante de las telecomunicaciones latinoamericanas. Vivendi, que preside Jean Bernard Lévy, negocia una alianza con la mexicana Televisa para participar en la licitación de frecuencias de móvil que lleva a cabo el Gobierno de Felipe Calderón, una gran amenaza para el magnate de las comunicaciones Carlos Slim, dueño de las principales operadoras del país. Tras su entrada en Brasil, donde la compañía francesa arrebató a Telefónica la operadora GTV, ahora ha puesto su mirada en México, el otro gigante de las telecomunicaciones latinoamericanas.

Vivendi negocia una alianza con Televisa, el gigante mexicano de los medios de comunicación, propiedad de Emilio Azcárraga Jean, para acudir juntos a la subasta de frecuencias de telefonía móvil que prepara el Gobierno de Felipe Calderón en el país azteca. De esta manera el grupo galo entraría en uno de los mercados con más potencial de toda Latinoamérica.

Las dos empresas, que están interesadas en construir una red nacional de telefonía móvil, tendrán que desembolsar una inversión cercana a los 3.000 millones de dólares. Si Vivendi y Televisa definitivamente unen sus fuerzas y logran una licencia para operar en México la competencia se dispararía. Y eso que se trata de uno de los mercados donde la rivalidad es más difícil, por la fortaleza de Carlos Slim y la elevada cuota de sus empresas.

De salir adelante el acuerdo, se convertirían en el proveedor de servicios de comunicación más importante de México, y le quitarían este privilegio a Carlos Slim, dueño de Telmex, Telcel y América Móvil.

La compañía resultante estaría operada por ambas empresas a partes iguales. La licitación de frecuencias del Gobierno mexicano se iniciará en mayo y se espera que haya finalizado en el mes de junio

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA