¿Una nueva decepción de Apple?

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Todas las miradas estaban puestas ayer en el recibimiento por parte de los mercados del iPad de tercera generación de Apple, pero aún hoy no hay una tendencia clara. Todas las miradas estaban puestas ayer en el recibimiento por parte de los mercados del iPad de tercera generación de Apple, pero aún hoy no hay una tendencia clara. Mientras que los inversores se han sentido “decepcionados” por la escasa repercusión del nuevo terminal en las acciones de la manzana, las listas de espera para conseguir el dispositivo en la página web son ya de entre dos y tres semanas en algunos países.

El día del esperado evento, los títulos de la manzana cerraron casi planos, si bien ayer lograban repuntar un 2%. Los expertos están divididos; algunos consideran que, al igual que sucedió con el iPhone 4S, el nuevo iPad semeja más una mejora del anterior que un producto novedoso en sí mismo. Otros, no obstante, indican que la de Cupertino ha cumplido con las elevadas expectativas que había generado, al presentar un producto con LTE, pantalla Retina display y procesador con capacidad gráfica de cuatro núcleos.

Con la presentación del iPhone 4S, que desilusionó a expertos e inversores por igual, esta primera impresión negativa se mitigó con el tiempo al conocerse en profundidad algunas de las mejoras que poseía, como el gestor de voz Siri, único en su categoría y fuente de inspiración (o imitación) para otras muchas plataformas.

En esta ocasión, Apple sí se ha ganado el favor de los expertos y los consumidores. Al menos, esto sugiere el hecho de que su stock de iPad 3 se quede corto para cubrir la demanda inmediata de reservas.

Por ahora, en Reino Unido, donde los envíos comenzarán a realizarse el 16 de marzo, ya hay una lista de espera de dos y hasta tres semanas para obtener el nuevo terminal. Queda por ver qué acogida le dan los consumidores al iPad 3 en España, donde las reservas se abrirán a medida que se acerque la fecha de lanzamiento.

Sin embargo, parece que no ha logrado el mismo efecto entre sus accionistas y los mercados bursátiles, y no quiere esperar unas semanas hasta que se comprueben las bondades de su nuevo producto. Quizás por eso, para elevar los ánimos a corto plazo, Apple ha decidido acelerar el anuncio del pago de dividendo, según señalan fuentes próximas al mercado estadounidense recogidas por Cotizalia, que alcanzará un precio de dos dólares por título, una cifra que puede asumir cómodamente con su caja de algo menos de 100.000 millones de dólares.

Una noticia relevante, puesto que hace 17 años que no paga dividendos. Tanto Steve Jobs como su sucesor Tim Cook han mantenido la idea de que “cuando una empresa del sector tecnológico reparte dividendo lo que realmente está haciendo es maquillar su falta de ideas”, y que el aumento en el valor de las acciones por un trabajo bien hecho, es suficiente pago al inversor.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA