Standard and Poor’s recibe a Carstens con una rebaja de rating para México

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Al cada vez más cerca presidente del Banco Central de México tras la aprobación del Senado, el ex secretario de Hacienda, Agustín Carstens, le ha durado poco la euforia. La agencia de calificación crediticia Standard&Poor’s (S&P) ha anunciado hoy que ha rebajado el rating de México en un escalón, situándolo en ‘BBB’. La decisión era bastante esperada por el mercado, ya que hace tres semanas la deuda del país ya sufrió un recorte de su calificación por parte de Fitch. Al cada vez más cerca presidente del Banco Central de México tras la aprobación del Senado, el ex secretario de Hacienda, Agustín Carstens, le ha durado poco la euforia. La agencia de calificación crediticia Standard&Poor’s (S&P) ha anunciado hoy que ha rebajado el ráting de México en un escalón, situándolo en ‘BBB’. La decisión era bastante esperada por el mercado, ya que hace tres semanas la deuda del país ya sufrió un recorte de su calificación por parte de Fitch.

La firma ha estimado que la producción de petróleo de México caerá a 2.3 millones de barriles por día (bpd) en el 2010, esto es 200 mil bpd menos que lo que ha proyectado el Gobierno de Felipe Calderón.

S&P ha decidido reducir la calificación de la deuda soberana de México en moneda extranjera a «BBB» desde «BBB+», citando una debilidad de su perfil fiscal debida a menores ingresos petroleros y una estrecha base tributaria.

La economía mexicana sufre una severa recesión, en parte determinada por su fuerte vinculación a la economía estadounidense.

México es uno de los mercados fundamentales para los dos grandes bancos españoles, BBVA y Santander, que controlan el primer y el tercer banco del país, respectivamente. En los primeros nueve meses de este año, Bancomer y la gestora de pensiones proporcionaron a BBVA un 26% de su beneficio global, unos 1.100 millones de euros.

A su vez, Santander ganó en el país 352 millones, un 5% del total. También Sabadell tiene exposición a México, donde controla el 20% de Banco Bajío, mientras que Caja Madrid tiene un 40% de la hipotecaria mexicana Su Casita, con un proyecto en curso para hacerse con la totalidad.

BBVA y Santander bajan a esta hora en bolsa un 1% y un 1,2%, respectivamente, frente al descenso del 0,6% del Ibex.

Tras la presentación de los presupuestos del Gobierno del 2010 la agencia crediticia Standard & Poor’s ya había anunciado que analizaba todos los puntos de este documento y las perspectivas de crecimiento de México para decidir si realizaba esta rebaja al rating del país.

Estos presupuestos considera gastos del Gobierno por 3.176 billones de pesos (243,036 millones de dólares) y un déficit fiscal equivalente al 0.75 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). También estableció un precio estimado del barril de petróleo mexicano en 59 dólares.

Los incrementos tributarios aprobados buscan cubrir parte de un enorme agujero fiscal de más de 300,000 millones de dólares que el Gobierno prevé para el próximo año y que se convirtió en la principal preocupación de las calificadoras.

México, uno de los mayores productores de petróleo del mundo, ha visto un declive de su producción en medio de la peor crisis económica en más de siete décadas que motivará una contracción del PIB en hasta un 7%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA