Slim, multado con 1.000 millones de dólares por abuso de posición dominante

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El magnate mexicano Carlos Slim ha sido condenado a pagar una multa récord de 1.000 millones de dólares (698 millones de euros) por el monopolio y el uso de posición dominante que ha ejercido su empresa, America Móvil, en el mercado de telecomunicaciones de México. La sanción le ha sido impuesta por la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) y notificada a Radiomóvil Dipsa (Telcel), la subsidiaria de América Móvil. El magnate mexicano Carlos Slim ha sido condenado a pagar una multa récord de 1.000 millones de dólares (698 millones de euros) por el monopolio y el uso de posición dominante que ha ejercido su empresa, America Móvil, en el mercado de telecomunicaciones de México. La sanción le ha sido impuesta por la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) y notificada a Radiomóvil Dipsa (Telcel), la subsidiaria de América Móvil.

Este hecho supone la resolución de una investigación que comenzó en 2006. Las autoridades competentes en el sector de las telecomunicaciones han considerado abusivas las tarifas que cobra la compañía de Slim a otros mayoristas por acceder a su red. El multimillonario mexicano controla el 70% de este mercado, América Móvil es el mayor proveedor de telefonía móvil en México y también una de las compañías líderes en Latinoamérica con 225 millones de clientes.

El regulador del país ha reconocido que la multa ha alcanzado cifras millonarias debido a los reiterados incidentes que ha protagonizado la empresa desde que se inició el proceso.

Por su parte, Slim, el hombre más rico del mundo según la revista ‘Forbes’ ha señalado que la sanción aún no es firme y que confía en reducirla, e incluso anularla, en los tribunales, a los que presentará un recurso.

En los últimos meses las empresas de Slim, Telmex y América Móvil se han enfrentado con otras compañías de telefonía y de telecomunicaciones, que las acusaban de mantener un control monopólico mediante las tarifas de interconexión. Por su parte, ambas firmas acusaron a las empresas de tratar de impedir que éstas puedan acceder al mercado de la televisión restringida.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA