Slim cree que la ‘guerra de divisas’ perjudica a los pobres

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes, ha declarado que la ‘guerra de divisas’ perjudicará al precio de la cesta básica, lo que va a provocar efectos negativos en la población más pobre. Respecto a su país, ha señalado que México no debe involucrarse en esta ‘guerra’, ya que es un asunto que les corresponde, principalmente, a China y a EEUU. Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes, ha declarado que la ‘guerra de divisas’ perjudicará al precio de la cesta básica, lo que provocará efectos negativos en la población más pobre. Respecto a su país, ha señalado que México no debe involucrarse en esta ‘guerra’, ya que es un asunto que les corresponde, principalmente, a China y a EEUU.

La guerra de divisas “podría provocar muchos problemas económicos, sobre todo con algunos bienes y productos básicos, lo que podría generar un precio excesivo en estos bienes y perjudicar en gran medida a la población”, en palabras de Slim.

El nuevo contexto financiero internacional, en el cual los diferentes gobiernos de las naciones desarrolladas están debilitando sus monedas para ganar ventaja comercial, puede provocar que los productos alimenticios sean los más proclives a ser afectados, ha apuntado el magnate de las telecomunicaciones.

Parece que Carlos Slim está recordando lo que sucedió entre 2007 y 2008, cuando se produjo una crisis alimenticia. Esta situación fue el resultado de malas cosechas en varias partes del mundo debido al clima, bajos niveles de reservas de comida, aumento del consumo de China e India aumento demográfico mundial, aumento de consumo de biodiesel y cambios en la economía global.

Además, el multimillonario mexicano se ha referido a la situación de su vecino del norte. Ha señalado la vulnerabilidad que tiene EEUU frente a los cambios en las economías extranjeras, por sus necesidades de importación, mientras que, para Slim, la devaluación del dólar no valdrá de nada si el Gobierno de Obama no produce ellos mismos los productos de primera necesidad.

“Lo que los EE.UU. debe hacer es procurar que los trabajadores chinos obtengan mejores salarios con menos horas trabajadas, en vez de buscar la revaluación del yuan”, según Slim, “lo que ayudaría tanto a los EEUU, a China y al resto del mundo”.

Por último, ha señalado a los metales preciosos como el oro y la plata como los productos menos propensos a ser afectados por los ajustes de moneda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA