Sin entendimiento…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Decepción en Colombia por la falta de acuerdos comerciales con EEUU. Las preferencias arancelarias de Colombia en EEUU finalizaron el pasado día 12 de febrero y, a la espera de la firma de un Tratado de Libre Comercio, el Congreso estadounidense ha paralizado la prórroga que solicitaron los empresarios del país. Una situación que les perjudica ya que ven como sus negocios están parados.

El sector de las confecciones es uno de los más afectados. La industria textil esperaba alcanzar sus mejores resultados este año, según recoge la prensa local. Expectativas que se han visto truncadas por las barreras comerciales entre los países. Las empresas del sector tienen embarcaciones con destino a los Estados Unidos retenidas debido a los impuestos, de entre un 17 y un 34.6%, que tendrían que aplicar a las mercancías.

En la misma situación se encuentra el sector floricultor, que exporta a Estados Unidos el 60% de su producción. Los envíos de flores colombianas están paralizados a falta de calcular los aranceles, que se sitúan entre el 6 y el 8%.

Los empresarios colombianos han decidido mantener sus mercancías paradas debido, por un lado, a la dificultad que conlleva la aplicación de estos impuestos. El sector textil tiene que modificar los impuestos de sus envíos prenda a prenda. Y, por otro, por las dudas de que los aranceles sean devueltos a los productores. Algo que, según manifestaron los empresarios a la prensa local, no se dio en ocasiones anteriores.

Los empresarios colombianos continúan reclamando que se ponga freno a la situación de forma inmediata. Sin la firma de un Tratado de Libre Comercio, El APTDEA es clave para mantener los negocios del país. La incertidumbre que genera la necesidad de una prórroga cada año hace que los empresarios reclamen la ampliación, no hasta julio como se ha estado solicitando, sino por un periodo significativo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA