Rosal

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La banda de María Ezquiaga, Rosal, parece un tanto parada en los últimos tiempos, después de cuatro álbumes que sirvieron para introducir y consolidar en Argentina el ‘indie’ más juguetón. La banda de María Ezquiaga, Rosal, parece un tanto parada en los últimos tiempos, después de cuatro álbumes que sirvieron para introducir y consolidar en Argentina el ‘indie’ más juguetón.

A veces, una gran canción. O, simplemente, una canción que consigue los favores del público masivo, puede convertir en imposible la carrera de un grupo. Algo de eso ha podido sucederle a Rosal, cuyo gran hit fue ‘Bombón’, un pegadizo artefacto, cuya letra comienza como un piropo retrechero madrileño: “Tú mamá debe ser pastelera”.

A pesar de esa circunstancia, en su último trabajo ‘Un Fuerte en el Corazón’, se aprecia una evolución más que interesante que confirma el buen oficio y el camino de superación que siempre ha transitado el grupo desde sus inicios en aquel ya lejano 2002 en el que fue fundado.

Ahora son quizá menos experimentales y más contundentes que en sus inicios, pero mantienen su apuesta por las buenas canciones y el cuidado en los arreglos que les sirvió para ganarse casi desde el principio el favor de la crítica especializada de su país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA