Repsol, más cerca de un acuerdo con Ecuador

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Repsol y el Gobierno de Ecuador podrían haber firmado un acuerdo sobre el nuevo contrato petrolero de prestación de servicios lo que evitaría que la empresa española tuviera que salir del país. Así lo muestran las últimas informaciones de Reuters antes del cierre de esta edición. El martes finalizaba el plazo impuesto por el Gobierno de Rafael Correa para renegociar los contratos que capacitan a las empresas extranjeras para operar en Ecuador, que han desembocado en la salida de Petrobras del país. Repsol y el Gobierno de Ecuador podrían haber firmado un acuerdo sobre el nuevo contrato petrolero de prestación de servicios lo que evitaría que la empresa española tuviera que salir del país. Así lo muestran las últimas informaciones de Reuters antes del cierre de esta edición. El martes finalizaba el plazo impuesto por el Gobierno de Rafael Correa para renegociar los contratos que capacitan a las empresas extranjeras para operar en Ecuador, que han desembocado en la salida de Petrobras del país.

Repsol habría abandonado el sábado la mesa de negociaciones debido a la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre el pago que hará el país por cada barril de petróleo, según la agencia Dow Jones, que cita como fuente a una autoridad del Gobierno ecuatoriano. No obstante, ante esta situación, la española había asegurado que las dudas sobre la continuidad de las negociaciones se debían a la confusión que había generado uno de los teletipos publicado por una agencia extranjera de información, en el que se anunciaba que la española “podría” abandonar, como hizo la brasileña Petrobras, sus intereses en Ecuador, cosa que finalmente no ha ocurrido.

El Gobierno de Rafael Correa cambió la legislación para transformar los acuerdos de producción compartida que mantenía con estas compañías extranjeras en contratos de servicios petroleros. Con ello, el presidente pretende mantener el bruto de los beneficios que genere la extracción de petróleo, un 85%, en el país, algo que, según el ministro de Petróleo, Wilson Pastor, dará al Gobierno el control sobre el 100% de los hidrocarburos que se extraigan en el país.

El diario peruano El Comercio confirmó ayer que la brasileña se ha negado a aceptar la nueva regulación de Ecuador, que convierte a las multinacionales petroleras en proveedores de servicios, y ha abandonado las concesiones que tenía en el país. Aunque las causas señaladas por este diario se centran en la insatisfacción de sus expectativas sobre la nueva tarifa que cobraría el Gobierno para continuar explotando el crudo ecuatoriano, fuentes del sector han confirmado a EL BOLETÍN que su marcha se debe a que Petrobras tiene que empezar a invertir en Brasil. Esto le ha llevado, según estas fuentes, a tomar la decisión de renunciar a sus intereses en Ecuador.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA