Rafael Correa recula y asegura que no se prohibirá la importación de calefones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hace un mes que prohibiría la importación de los calefones por el uso desmedido del gas, ya que es un combustible que subvenciona el estado. Tras recibir numerosas quejas de la población, que incluso manifestó su malestar a través de las redes sociales, el mandatario se desdice y confirma que no obstaculizará la importación de estos aparatos. Lo que hará será limitar el uso de ellos. El gobierno propone que los calentadores se usen únicamente para la cocción de alimentos. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hace un mes que prohibiría la importación de los calefones por el uso desmedido del gas, ya que es un combustible que subvenciona el estado. Tras recibir numerosas quejas de la población, que incluso manifestó su malestar a través de las redes sociales, el mandatario se desdice y confirma que no obstaculizará la importación de estos aparatos. Lo que hará será limitar el uso de ellos. El gobierno propone que los calentadores se usen únicamente para la cocción de alimentos.

Al parecer, el anuncio que hizo Correa sobre este asunto, fue malinterpretado. El presidente ha asegurado que la intención del gobierno es que se regule el uso de estos artefactos para que el gas doméstico no sea mal utilizado.

De este modo, sectores que sí disponen de recursos económicos serán los que paguen por emplear el combustible, como por ejemplo para calentar sus piscinas. Así limitarán su capacidad y no harán un uso indebido de ellos.

El mandatario indicó que las disposiciones legales mediante las cuales se regulará la importación de los calefones estarán listas en los próximos días.

Aún así, Correa sostuvo que para eliminar los subsidios a largo plazo, se están estudiando los impuestos verdes. Un hecho que no es tan sencillo, aunque la realidad es que el país tendrá que desprenderse algún día de la ayuda económica de los combustibles. Para conseguir esto sin dañar a la población, primero tendrán que diversificar la matriz energética e introducir transporte eléctrico.

Según cálculos estimados del sector, la importación de calefones ha aumentado alrededor del 50% anual, desde el año 2007, cuando se compró alrededor de 4 millones de dólares (2,8 millones de euros). Hoy, esa cifra alcanza los 20 millones de dólares (14 millones de euros), debido a la alta demanda de estos equipos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA