Petróleos de Venezuela ‘ofrece’ a Exxon 250 millones por su expropiación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Sólo 250 millones de dólares (190 millones de euros). Con este pago la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), quiere cerrar el contencioso que tiene con la petrolera Exxon Mobil que le reclamaba 12.000 millones de dólares (9.141 millones de euros) por la nacionalización de sus activos en el país. Sólo 250 millones de dólares (190 millones de euros). Con este pago la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), quiere cerrar el contencioso que tiene con la petrolera Exxon Mobil que le reclamaba 12.000 millones de dólares (9.141 millones de euros) por la nacionalización de sus activos en el país.

Este pago forma parte de la indemnización fijada por la Cámara de Comercio Internacional de París (CCI), que fijó el pasado diciembre una compensación para la petrolera estadounidense de 908 millones de dólares (691 millones de euros), que según los venezolanos han recortado por las deudas contraídas con Exxon y los bonos que se abonaron con el pacto de la nacionalización.

Los mandatarios de compañía estadounidense no han hecho todavía declaraciones respecto al pago de PDVSA. Algunos observadores internacionales, apuntan que Exxon podría estar esperando a las elecciones venezolanas de octubre, en la que confían en un cambio de gobierno en Venezuela, a pesar de que las encuestas siguen dando como favorito a Hugo Chávez.

La nacionalización del proyecto de Exxon de Cerro Negro se realizó en el año 2006.

El ministro de Petróleo venezolano, Rafael Ramírez, que es a su vez el presidente de PDVSA, se ha mostrado satisfecho en una rueda de prensa por el pago efectuado. Según Ramírez, de esta manera se pone fin a una situación legal en el extranjero. Además ha señalado que se han adelantado los plazos de pago fijados en París en diciembre de 2011, que vencían a finales de febrero.

A raíz de estas sanciones del CCI, Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, decidió desvincular a su país del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (CIADI), organismo al que también acudió Exxon.

El pasado 27 de enero Chávez señaló que había reclamado ya romper sus relaciones con este órgano de arbitraje para el que se necesitan 6 meses para que se consume la ruptura. El presidente venezolana alegó en su día que la mayoría de las reclamaciones que llegan al CIADI, se fallan a favor de las empresas, para favorecer el capitalismo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA