Obama exige a Sarkozy que la UE resuelva el futuro del euro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de EEUU, Barack Obama, le ha indicado a su homólogo galo, Nicolas Sarkozy, las misiones a realizar durante los próximos doce meses que durará la presidencia francesa del G-20. La prioridad debería ser solucionar la crisis de la deuda soberana que impide la recuperación de la UE. El presidente de EEUU, Barack Obama, le ha indicado a su homólogo galo, Nicolas Sarkozy, las misiones a realizar durante los próximos doce meses que durará la presidencia francesa del G-20. La prioridad debería ser solucionar la crisis de la deuda soberana que impide la recuperación de la UE.

El mandatario francés, que ha viajado a Washington acompañado de su ministra de Finanzas, Christine Lagarde, ha recibido un revés de la Casa Blanca significativo. Sarkozy pretendía presentar su estrategia a seguir en 2011, cuyo objetivo principal residía en la estabilidad del mercado de divisas internacional.

Pero la Administración Obama le ha cambiado la agenda y ha instado a Francia a utilizar su presidencia entre los países más poderosos del mundo para tratar de solucionar de una vez por todas los problemas con la deuda europea. En una reunión mantenida con Obama, Sarkozy recibió este mensaje mientras que Lagarde lo recibía, casi al mismo tiempo, de la mano del secretario del Tesoro de EEUU, Tim Geithner.

Desde Washington se ve a Francia como el nexo de unión entre la postura enrocada de Alemania, muy reticente a proponer más soluciones regionales que signifiquen un sacrificio nacional, y las ahogadas economías ‘periféricas’. Además, la Casa Blanca se ha permitido dar alguna idea de por dónde podría llegar la solución: permitir que el fondo de rescate impulsado en el Viejo Continente aún a pesar de las diferencias de Alemania, no sirva sólo para rescatar a los casos perdidos sino, precisamente, para prevenir que se alcancen situaciones parecidas.

Los encuentros mantenidos en Washington también han ocupado otra serie de asuntos. Tras el encuentro que mantuvo con Obama, Sarkozy aseguró que, al margen de la crisis de deuda, los equipos de ambos países colaborarán para presentar propuestas conjuntas en el “área de las divisas, de los precios de las materias primas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA