Moody´s amenaza a Venezuela con un recorte de rating por la incógnita que supondría el posible fin del chavismo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Moody’s ha rebajado a negativa la perspectiva de Venezuela ante la incertidumbre política que vive el país por la ausencia de Chávez. Se especula con un posible sucesor de la oposición en la presidencia, lo que según la agencia de rating podría ser positivo a medio plazo, pero la transición política del fin del chavismo conlleva riesgos a corto plazo. A pesar de ello, ha mantenido los bonos emitidos en moneda local y extranjera en B1 y B2, respectivamente.

Moody’s ha rebajado a negativa la perspectiva de Venezuela ante la incertidumbre política que vive el país por la ausencia de Chávez. Se especula con un posible sucesor de la oposición en la presidencia, lo que según la agencia de rating podría ser positivo a medio plazo, pero la transición política del fin del chavismo conlleva riesgos a corto plazo. A pesar de ello, ha mantenido los bonos emitidos en moneda local y extranjera en B1 y B2, respectivamente.

La razón que esgrime la agencia de rating para esta rebaja ha sido la incertidumbre de Gobierno, que conlleva grandes riesgos en las finanzas y que se debe a la incapacidad del presidente Hugo Chávez, en tratamiento médico en Cuba por un cáncer desde el pasado mes de diciembre.

La situación actual, según Moody´s, “ha hecho renacer la posibilidad de que un candidato de la oposición asuma la presidencia y dé paso a reformas económicas que podrían mejorar el panorama crediticio de Venezuela en el medio plazo”.

“Sin embargo, sea quien sea el sucesor de Chávez, e independientemente de qué color político represente, los riesgos a corto plazo asociados a la transición político exceden cualquier posibilidad de mejora” ha señalado la agencia. Además, según ésta, la “transición se produciría en un momento complicado para la economía.

Además, recuerda Moody’s, la transición se produciría en un momento particularmente difícil para la economía venezolana, ya que se observó un marcado deterioro en varios indicadores macroeconómicos el año pasado, en particular en las cuentas fiscales.

Hace unas semanas, la agencia de rating había avisado de que veía riesgo crediticio en Venezuela debido a la incertidumbre política del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA