México evita la polémica y resta importancia al espionaje estadounidense

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El nuevo escándalo de espionaje, esta vez sufrido por el expresidente mexicano Felipe Calderón, por parte de EEUU no ha tenido consecuencias. De hecho, el actual presidente, Enrique Peña Nieto ha optado por evitar el enfrentamiento. El nuevo escándalo de espionaje, esta vez sufrido por el expresidente mexicano Felipe Calderón, por parte de EEUU no ha tenido consecuencias. De hecho, el actual presidente, Enrique Peña Nieto ha optado por evitar el enfrentamiento.

Según el diario español El País, lo único que ha hecho el Ejecutivo de Peña Nieto ha sido emitir un comunicado a través de su consejería al respecto, lo que ha desatado las críticas de analistas y senadores, que se quejan de la tibieza del Gobierno.

A pesar del silencio institucional, el expresidente Calderón se ha mostrado muy indignado. “Más que personal, es un agravio a las instituciones del país, dado que se realizaron cuando ejercía el cargo de Presidente de la República”, escribió en su cuenta de Twitter.

La actitud del Gobierno de México choca con la del Poder brasileño que, con Dilma Rousseff a la cabeza, llegó a cancelar un viaje oficial a Washington tras saberse vigilada por los servicios de inteligencia estadounidenses.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA