Los venezolanos, indignados por el aumento del precio del pan decretado por Chávez

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Alimentación, Carlos Osorio, ha hecho público un aumento del coste del pan y la pasta alimenticia de un 24% y un 33% respectivamente. Responde de esta manera a la petición de la Federación Nacional de Panaderías, que recordó la pasada semana el estancamiento de los precios. Desde los foros de Internet, como Twitter, los venezolanos aseguran que la elevación de los precios de los alimentos básicos es un paso previo a las revueltas. El ministro de Alimentación, Carlos Osorio, ha hecho público un aumento del coste del pan y la pasta alimenticia de un 24% y un 33% respectivamente. Responde de esta manera a la petición de la Federación Nacional de Panaderías, que recordó la pasada semana el estancamiento de los precios. Desde los foros de Internet, como Twitter, los venezolanos aseguran que la elevación de los precios de los alimentos básicos es un paso previo a las revueltas.

Osorio, ha anunciado hoy, a través del canal del Estado, Venezolana de Televisión, el aumento en el precio del pan hasta los 5,52 bolívares por kilo (0,9 euros) y de la pasta alimenticia hasta los 4,33 bolívares por kilo (0,7 euros), lo que representa un 24% y un 33% de alza, respectivamente. Tomás Ramos López, presidente de la Federación Nacional de Panaderías, solicitaba una medida similar la pasada semana. Recordaba que la falta de revisión de los precios, la devaluación de la moneda y el aumento de los costos de producción, unido a la escasez de trigo en el mercado, han hundido al sector en una profunda crisis.

El ministro aseguró que con estos ajustes, el Estado venezolano garantiza tanto la producción como la distribución de alimentos. El funcionario recordó que, sin el aumento de precios, esto no sería posible con la actual crisis del capitalismo y el descontrolado incremento de costos de los productos básicos a escala mundial. «Si nosotros no tuviésemos estos productos alimenticios protegidos como los tenemos, no nos quisiéramos imaginar cuánto costarían todos estos productos sin un Estado revolucionario», aseguró.

Sin embargo, estos argumentos parecen no satisfacer a la población. Entre los usuario de Twitter, sistema de microbloging muy utilizado en el país, hay quien recuerda que “el día que suben la pasta y el pan la gente grita «no volverán». Otros comentan que los sueldos no ascienden de forma equitativa. Fuentes consultadas por Americaeconomica.com han asegurado que, desde la llegada de Chávez al gobierno, lo que antes eran considerados salarios elevados, tienen ahora dificultades para hacer la compra diaria y alertan de las consecuencias de la elevada carestía de la vida para los salarios más bajos.

El aumento del precio de estos dos consumibles habituales, coincide con la decisión del Gobierno de centralizar las importaciones de materia primas para la elaboración de alimentos. Esta iniciativa gubernamental ha suscitado la preocupación entre los consumidores, que consideran que la gestión centralizada podría provocar una profundización en el desabastecimiento que ya se produce en algunos productos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA