Los padres de un ex congresista republicano, acusados de estafar 99 millones de euros a los ancianos anticastristas de Miami

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los padres del ex congresista republicano Gaston I Cantens, que formó parte de la Cámara de Representantes de Florida entre 1998 a 2002, han sido acusados por la Agencia Federal de Mercados Financieros de los EE.UU (SEC, según sus siglas en inglés) de estafa por realizar una pirámide financiera y ganar 99,603 millones de euros con las inversiones inmobiliarias de la comunidad de ancianos cubano-americanas, mayoritariamente anticastristas radicales, que viven en el sur de Florida Los padres del ex congresista republicano Gaston I Cantens, que formó parte de la Cámara de Representantes de Florida entre 1998 a 2002, han sido acusados por la Agencia Federal de Mercados Financieros de los EE.UU (SEC, según sus siglas en inglés) de estafa por realizar una pirámide financiera y ganar 99,603 millones de euros con las inversiones inmobiliarias de la comunidad de ancianos cubano-americanas,

mayoritariamente anticastristas radicales, que viven en el sur de Florida

Según un comunicado de la SEC, los fundadores y propietarios de la compañía inmobiliaria Royal West Properties Inc. Gaston y Teresita Cantens, vendieron los pagares a los inversores tras la compra de varias propiedades, y más tarde las financiaron.

Con el lema «seguro», la pareja de estafadores, prometían a los inversores un rendimiento entre el 9 y el 16 % anual. Cuando la situación financiera de la empresa comenzó a empeorar, el matrimonio utilizó el dinero de los nuevos inversores para pagar a los primeros accionistas con el porcentaje prometido, también lo utilizó para diferentes gastos de funcionamiento de la empresa.

Entre estos gastos de empresa, más de 14.756 millones de euros, fueron destinados al ámbito personal, con el cobro de grandes sueldos por parte del matrimonio y con la creación de un patrimonio económico para sus hijos y nietos.

A pesar de que la empresa cayera en una situación crítica, el matrimonio siguió promocionando el éxito de la estafa.

La SEC se ha dado cuenta de este fraude debido a que el matrimonio Cantens no estaba registrado legalmente para hacer ofertas de valores a los inversores de Royal West Propierties Inc.

El matrimonio conseguía ganarse a los inversores a través de la comunidad religiosa cubano-americana, de los ex alumnos y otras personas asociadas de un colegio privado, y con anuncios televisivos en español que retransmitían a nivel nacional.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA