Los mercados ‘premian’ la audacia financiera de Petrobras

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los planes de la petrolera brasileña Petrobras, que preside José Sergio Gabrielli, de llevar a cabo la mayor ampliación de capital realizada en Latinoamérica en plena tormenta bursátil han recibido el beneplácito de los mercados financieros, como muestra la caída experimentada por la prima de riesgo de sus bonos que ha recortado 68 puntós básicos en un mes. Los planes de la petrolera brasileña Petrobras, que preside José Sergio Gabrielli, de llevar a cabo la mayor ampliación de capital realizada en Latinoamérica en plena tormenta bursátil han recibido el beneplácito de los mercados financieros, como muestra la caída experimentada por la prima de riesgo de sus bonos que ha recortado 68 puntós básicos en un mes.

El nombramiento, por parte de la compañía, de los seis bancos que realizarán la operación, habría convencido a los inversores de que ésta realmente se llevará a cabo, según algunos analistas consultados por Bloomberg. Esto habría ocasionado que las primas de sus bonos de deuda con vencimiento en 2020 hayan caído 68 puntos básicos desde el pasado 6 de mayo, a pesar de que la transacción aún no ha sido aprobada por el Senado brasileño, el cual llevará a cabo una votación al respecto el próximo 8 de junio.

Los bancos brasileños Banco Brandesco e Itau Unibanco, los estadounidenses Citigroup, Merryl Lynch (perteneciente a Bank of America) y Morgan Stanley y el español Banco Santander serán las entidades colocadoras, según ha dado a conocer el grupo.

La finalidad de la operación, que alcanzaría un total de 20.890 millones de euros, es recaudar capital para financiar el plan de inversión para el período 2010-2014 de la empresa. Éste alcanzaría los 183.762 millones de euros, e incluye el desarrollo de las perforaciones en el yacimiento marítimo de Tupi, el más grande que ha sido hallado en las Américas desde 1976.

El éxito de la transacción y la revalorización de la deuda de Petrobras podrían significar un impulso para la economía brasileña, en un momento en el que ésta se ve significativamente afectada por su exposición a la crisis europea. El pasado 30 de mayo, el Tesoro de la nación suramericana pospuso dos subastas de bonos a diez años, al no recibir ofertas que consideraba aceptables.

La rentabilidad de los bonos brasileños pagaderos en dólares aumentaba unos 22 puntos básicos el pasado viernes, ante el anuncio del primer ministro de Hungría de que la situación económica de este país es “muy grave”. El lunes 7 de junio, no obstante, las primas permanecían casi planas

El presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, ha declarado recientemente que la colocación podría ser pospuesta, de continuar empeorando la situación de los mercados internacionales. Además, el funcionario ha expresado que la empresa no tiene previsto realizar ventas de bonos este año, debido a que su deuda está “llegando a los límites” de exposición a la crisis europea, lo que podría afectar su rating crediticio. De hecho, S&P ya ha rebajado la calificación del grupo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA