Los grupos paramilitares siguen entorpeciendo los diálogos del Gobierno de Colombia con las FARC

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La intervención en las comunicaciones del líder negociador del Gobierno colombiano con las FARC, Humberto de la Calle, las amenazas a defensores de derechos humanos y el paramilitarismo amenazan los diálogos por la paz que actualmente tienen lugar en la Habana. La intervención en las comunicaciones del líder negociador del Gobierno colombiano con las FARC, Humberto de la Calle, las amenazas a defensores de derechos humanos y el paramilitarismo amenazan los diálogos por la paz que actualmente tienen lugar en la Habana.

En el foro ‘Tierra, paz y post-conflicto’, organizado por la presidencia de Colombia, se ha hablado largo y tendido de este asunto.

Ana Teresa Bernal, gestora de la paz de Bogotá, ha asegurado que las recientas muestras de violencia por parte de los grupos paramilitares supone los últimos coletazos del conflicto. “No quieren que llegue la paz porque se les van a acabar sus privilegios”. Dichos privilegios, ha asegurado Bernal, contrastaban con la pobreza que viven muchas personas en Colombia.

Para las víctimas, antes de poder hablar de ‘post-conflicto’ hay que acabar con los grupos paramilitares. De hacerse así, el conflicto acabaría de modo satisfactorio y no ocurriría como con el reparto de tierras que ha acabado siendo un fiasco precisamente por este fenómeno. “Queremos que recuperen las tierra aquellos que tuvieron que abandonarla, no nuestros hijos o nuestros nietos” se quejaba Mariela Garzón, una de las víctimas del conflicto armado.

La intervención en las comunicaciones al proceso de paz y las amenazas a los defensores de los derechos humanos manifiestan que los grupos paramilitares están lejos de estar acabados y que parece enquistado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA