Los empresarios españoles del biodiésel acusan a Zapatero de beneficiar a Argentina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La industria de la energía renovable española denuncia que Argentina presiona fuerte al Ejecutivo español desde hace meses, para que no apruebe una orden que limite las «importaciones desleales de biodiésel», que ponen contra las cuerdas a los biocombustibles en España. La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) señala que este mercado se encuentra controlado en un 60% por el biodiésel argentino o indonesio importado, lo que pone en peligro a los productores nacionales. A pesar de que sólo falta la firma del ministro de Industria, Miguel Sebastián, la orden contra lo que la APPA considera competencia desleal sigue parada. La industria de la energía renovable española denuncia que Argentina presiona fuerte al Ejecutivo español desde hace meses, para que no apruebe una orden que limite las «importaciones desleales de biodiésel», que ponen contra las cuerdas a los biocombustibles en España. La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) señala que este mercado se encuentra controlado en un 60% por el biodiésel argentino o indonesio importado, lo que pone en peligro a los productores nacionales. A pesar de que sólo falta la firma del ministro de Industria, Miguel Sebastián, la orden contra lo que la APPA considera competencia desleal sigue parada.

La normativa para poner coto a la importación desenfrenada de biodiesel extranjero es «absolutamente imprescindible para evitar el derrumbe definitivo de un sector que tiene completamente parado el 85% de su capacidad instalada», tal y como denuncia la APPA.

Las presiones del gobierno de Cristina Fernández sería el escollo a que se enfrenta la normativa para entrar en vigor, ya que ha pasado todos los trámites burocráticos y administrativos y sólo falta la firma de Sebastián. «Sería increíble que el Gobierno español se plegara ante las presiones y el chantaje del país precisamente causante de esta crisis, sacrificando a la industria española de biodiésel. El Ministerio debe aprobar la Orden sin dilación alguna», ha señalado el presidente de APPA, Alfonso Ausín.

La APPA también afirma que debido a la competencia desleal de Argentina y otros países, el sector del biodiesel español se encuentra en una grave situación de crisis que ha provocado que 3.000 puestos de trabajo se hayan suprimido. Otras naciones europeas como Francia o Bélgica regulan las cantidades de biocombustibles asignadas a empresas, algo que la APPA reclama. «Estas medidas son equivalentes a las adoptadas por todos los países de nuestro entorno ante la competencia desleal del biodiésel argentino», afirma Ausín.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA