Los economistas de la oposición venezolana usan la red para criticar la gestión de los responsables del Banco Central

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central de Venezuela (BCV) está a las órdenes del Gobierno de Hugo Chávez. Eso al menos parecen sugerir los veintiséis destacados economistas venezolanos, todos opositores, que han presentado un conjunto de diez preguntas en las que ponen en cuestión el funcionamiento de la institución pública, que debería operar como un órgano independiente. El Banco Central de Venezuela (BCV) está a las órdenes del Gobierno de Hugo Chávez. Eso al menos parecen sugerir los veintiséis destacados economistas venezolanos, todos opositores, que han presentado un conjunto de diez preguntas en las que ponen en cuestión el funcionamiento de la institución pública, que debería operar como un órgano independiente.

Critican el modo en que se gestiona, su incapacidad para combatir la inflación, lo erróneo de los datos macroeconómicos que aporta así como los informes sobre su presupuesto, que incluye como activos propios cuantías de dinero que han sido transferidas a otras instituciones.

Dichos economistas, entre los que destaca Teodoro Petkoff, a quien la oposición política al chavismo ofreció ser candidato para las presidenciales de 2012, utilizan esta fórmula, por medio de preguntas, con el fin de buscar en sus interrogados, los consejeros del Banco Central de Venezuela, respuestas concretas. De esta forma intentan zafarse del ideologizado debate venezolano, en el que la desacreditación es habitual.

El BCV, entidad que debería operar de manera independiente al gobierno, es una herramienta más en manos del ejecutivo chavista. Eso es al menos lo que se desprende de los interrogantes que han remitido a la entidad los citados economistas, que critican su inoperancia a la hora de controlar la desmesurada inflación, próxima al 22% en 2010, y que consideran “la mayor del mundo”.

Además de asegurar que la inflación es excesiva, los firmantes consideran que el BCV emite datos macroeconómicos erróneos, basados en estadísticas que provienen del Gobierno y, en definitiva, manipulados. A su vez, preguntan por un hecho curioso, la reseña de cantidades de dinero que el Banco Central habría transferido a otras entidades y que continúan apareciendo en los activos del Banco cuando éste presenta el informe de sus presupuestos.

Hacen referencia, en este último sentido, a lo que sucede con el dinero transferido hacia el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden). Según publica hoy el diario El Universal, esta entidad ha recibido cerca de 2.000 millones de dólares, los últimos 1.000 hace pocos días. Sin embargo, este dinero, además de aparecer en el presupuesto del Fonden, está reflejado como activo propio en el del BCV.

Por último, arremeten contra una de las políticas impulsadas desde el Gobierno chavista. Se preguntan “¿Cuál fue el costo económico para el BCV de la reconversión monetaria?” y “¿Cuáles han sido los beneficios para los ciudadanos del Bolívar Fuerte, a partir de su introducción el primero de enero de 2008?”.

Este conjunto de preguntas parece formar parte de una nueva estrategia de la oposición venezolana, que se lleva a cabo desde la asociación civil www.pensarenvenezuela.org.ve, a la que se han sumado también algunos periódicos tradicionales.

En las últimas horas, en medios como TalCual.com que dirige el propio Petkoff, han aparecido cuestionarios similares para los ministros de las áreas económicas del ejecutivo. Hay que recordar que la Asamblea Nacional opera con limitaciones a causa de la Ley Habilitante que se encuentra en vigor. Dicha ley faculta al presidente Hugo Chávez para gobernar por decreto y sin contar con la opinión del Parlamento. La formula de crítica por medio de preguntas buscaría recordar la situación que vive la Cámara Alta así como buscar respuestas concretas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA