Los apagones en Brasil y Paraguay resucitan la pugna de Lula y Lugo por Itaipú

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un problema en la central de Itaipú, la mayor central hidroeléctrica del mundo en producción de energía, ha sido el causante del gran apagón que ha dejado sin luz a millones de ciudadanos en Brasil y en Paraguay. Además, ha provocado que resucite la pugna del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva y su homologo paraguayo, Fernando Lugo. Un problema en la central de Itaipú, la mayor central hidroeléctrica del mundo en producción de energía, ha sido el causante del gran apagón que ha dejado sin luz a millones de ciudadanos en Brasil y en Paraguay. Además, ha provocado que resucite la pugna del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva y su homologo paraguayo, Fernando Lugo.

El director de la central hidroeléctrica binacional, que comparten Brasil y Paraguay, ha indicado a los medios locales que había sido cortado el suministro eléctrico. El Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) ha afirmado de que el fallo provocó la caída de 17.000 megavatios, el equivalente al área de Sao Paulo.

El ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobo, se reunió en Brasilia con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, y los gobernadores de la ciudad de Río de Janeiro, Sérgio Cabral, y de Espírito Santo, Milton Hatum, dos de las zonas más afectadas. Sin embargo la capital no ha registrado problemas.

El pasado mes de julio Lula ponía fin a un conflicto que ha enfrentado durante décadas a Brasil con su vecino Paraguay. Fuentes paraguayas de Itaipú aseguraban a Americaeconomica.com que finalmente Brasil permitiría a Paraguay comercializar libremente con distribuidores de energía brasileños el excedente energético que no utiliza para el consumo interno. Esto supuso una gran noticia para el presidente guaraní Fernando Lugo, que había convertido la revisión del Tratado de Itaipú en el eje central de su legislatura.

El Tratado de Itaipú, firmado en 1973 cuando ambos países estaban gobernados por dictaduras, estipula que la energía que produce la planta sea dividida en partes iguales. Cada país debe utilizar lo que le corresponde para abastecer su mercado interno, y la energía restante no consumida debe venderla al otro socio, pero no al precio del mercado, sino al establecido en el tratado. Lo que ocurre, es que el único país con excedentes es Paraguay, ya que sólo necesita el 4% de su parte para el consumo interno, y se ve obligado a entregárselos a Brasil a bajo precio, sin poder venderlo en el mercado a otros países.

En el año 2008 Itaipú alcanzó un récord histórico de producción de energía, con la generación de casi 95 millones de Mw/h, suficiente para abastecer a Paraguay durante 11 años. Esta cantidad de energía producida nunca ha sido alcanzada por otra empresa hidroeléctrica del mundo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA